El Gran Rabino sefardí emplaza a todos los judíos del mundo a visitar Lorca

Moshe Amar visitó la sinagoga del Castillo y rezó en el templo, en el que no se había celebrado ningún rito religioso en los últimos seiscientos años

P. W. R.LORCA.
El Gran Rabino sefardí de Israel escucha atentamente las indicaciones del arqueólogo municipal durante la visita a la sinagoga. ::                             S. M. L. / AGM/
El Gran Rabino sefardí de Israel escucha atentamente las indicaciones del arqueólogo municipal durante la visita a la sinagoga. :: S. M. L. / AGM

El Gran Rabino sefardí de Israel, Shlomo Moshe Amar, se emocionó ayer al visitar los restos de la sinagoga del Castillo y pronunciar las primeras oraciones que resuenan en este templo en los últimos 600 años. Pidió que se convierta en lugar de peregrinación para la comunidad judía de todo el mundo.

Tras visitar la sinagoga del siglo XV, cuyos restos fueron localizados hace una década, Amar dijo a los periodistas que cuando entró en el templo lloró y se emocionó porque sintió «que las almas de la gente que vivía en la judería de Lorca [hace seis siglos] estaban aquí, rezando delante de mí y he pedido por ellos para que estén todavía en paz». Se refirió a que «en la época de la Inquisición corrió mucha sangre y por eso he querido rezar» en este templo, señaló el Gran Rabino. Emplazó «a todos los judíos del mundo a que vengan a Lorca para sentir esa relación de amor que hay entre los judíos del mundo y los judíos de España».

Amar también se refirió «a los esfuerzos materiales y espirituales» que han permitido «sacar a la luz esta maravilla» que es la sinagoga de Lorca, la única de España que no ha sido profanada por ninguna otra religión, al permanecer durante casi 600 años sepultada en el interior del castillo.

El Gran Rabino, que recorrió todos los restos que se conservan de la sinagoga y de la judería encastillada, calificó el conjunto arqueológico como «una belleza», mientras atendía a las explicaciones de los expertos que se han ocupado de su conservación y musealización, a los que también realizó algunas sugerencias.

La visita de Shlomo Moshe Amar a Lorca es uno de los actos programados en la Semana Cultural Sefardí organizada por la Universidad Católica San Antonio de Murcia, cuyo presidente, José Luis Mendoza, calificó la entrada del líder religioso sefardí a la sinagoga de Lorca como «un momento histórico». Para Mendoza, la sinagoga de Lorca «es un lugar santo y de oración» y desde hoy «será un lugar de peregrinación, de visita de muchísimos hermanos judíos sefarditas procedentes de todo el mundo que vendrán a conocerlo».

El alcalde, Francisco Jódar, afirmó que la visita del líder religioso ha sido «trascendental para Lorca» y señaló que es objetivo del municipio recuperar su historia sefardí . Para ello, la ciudad pondrá «a disposición de todo el mundo judío los restos arqueológicos de la sinagoga de Lorca y del barrio de Alcalá» y los documentos que se conservan en el archivo histórico municipal.

Difusión mundial

El primer edil viajó a Israel en dos ocasiones, en el año 2010, y ya entonces consiguió el respaldo de las principales autoridades religiosas judías del país para potenciar la difusión mundial de la sinagoga localizada en el castillo, logrando un compromiso de colaboración para su puesta en valor con asesoramiento de expertos israelíes. Localizada durante las obras de construcción del Parador de Turismo, la sinagoga de Lorca es única en España, porque nunca fue modificada ni escenario de culto de otras religiones.

El objetivo del consistorio es que sea incluida en el catálogo de lugares sagrados de los judíos en el mundo.

Fotos

Vídeos