La Guardia Civil refuerza la vigilancia en el campo con una unidad especial

A. L.CARTAGENA.

Las denuncias de vecinos y agricultores por los continuos robos en viviendas y almacenes han tenido su respuesta por parte de la Delegación del Gobierno, que ha destinado a una veintena de agentes pertenecientes al Módulo de Intervención Rápida (MIR) de la Guardia Civil a la zona de influencia del cuartel de El Albujón.

Se trata de un grupo especial, que ya trabaja en la zona desde hace semanas y que se quedará todo el verano, para intensificar la seguridad. El control de las carreteras secundarias y de los caminos agrícolas será una de las tareas clave de esta unidad que trabajará tanto en el Campo de Cartagena como el área del Mar Menor.

El delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Joaquín Bascuñana, realizó esas declaraciones ayer en la inauguración de las XII Jornadas Españolas de Ingeniería de Costas y Puertos, en la Universidad Politécnica de Cartagena, momentos antes de visitar el cuartel de El Albujón.

Vecinos de al menos una docena de pueblos de la zona norte del municipio se manifestaron hace dos semanas para denunciar los continuos robos que sufren en sus casas y fincas agrícolas. El portavoz de la plataforma vecinal, Diego Conesa, explicó a este diario que la mayor presencia de efectivos en la zona intimida a los ladrones, «pero el problema realmente radica en que cuando los detienen a los dos días están en la calle». En su opinión habría que endurecer más las penas para castigar a los delincuentes reincidentes.

Calendario de protestas

En ese sentido, los vecinos preparan un calendario de protestas para las próximas semanas, «sonadas», aseguró Diego Conesa, porque a pesar de que haya más seguridad, prevén que los robos continuarán cuando se vaya el grupo especial.