Joven Futura pidió en 2010 a Cultura trasladar las tumbas

La cooperativa tacha de «injusto e inviable» que sean los vecinos los que corran con los gastos y culpa a la Consejería de la situación de la basílica

M. MADRIDMURCIA.
Del Toro, en el lugar donde se hallan los sarcófagos. ::                             ALFONSO DURÁN/
Del Toro, en el lugar donde se hallan los sarcófagos. :: ALFONSO DURÁN

El consejo rector de la cooperativa Joven Futura desvió ayer hacia la Consejería de Cultura toda responsabilidad sobre la desprotección de cuatro sarcófagos y fragmentos de columnas de la basílica paleocristiana (siglo VI d.C.), que se encuentran tirados en un solar de la calle Jerónimo Tristante. Parte del material arqueológico encontrado en 2006 se trasladó en 2008 al Museo de la Ciudad de Murcia, quedando pendiente los restos más voluminosos y pesados. Joven Futura recordó ayer que en 2009 y en 2010 pidió a la Dirección General de Bienes Culturales que se procediese a la retirada de los catafalcos visigodos «en aras de la mejor protección y conservación del material referido». La cooperativa planteaba entonces «la necesidad de localizar una ubicación para su recepción y que, a la mayor brevedad, se procediese al traslado a esas dependencias». Cultura no aceptó y, como respuesta, instó a la cooperativa a asumir los costes relacionados con la ubicación, mantenimiento y traslado de las tumbas que 'La Verdad' mencionaba ayer.

En 2010 Joven Futura reiteró en otro escrito la misma solicitud, que por ahora no ha sido contemplada.

Por este motivo, la cooperativa considera que no se está velando por el interés de los vecinos, ni en 2009 ni ahora. De hecho, tacha de «injusto e inviable» que los vecinos vuelvan a tener que hacer frente a otro pago vinculado a los restos arqueológicos «de todos los murcianos».

La paralización de las obras y la excavación y análisis de los restos costó a los cooperativistas 9 millones de euros. Joven Futura se vio obligada a asumir en su totalidad esos gastos, sin apoyo por parte de la Comunidad Autónoma, organismo que tomó la decisión de paralizar y de, tras levantar todo el suelo, volver a tapar algunos de los hallazgos. Cada cooperativista de Joven Futura pagó 3.295 euros a la fecha de escritura de su vivienda. En 2009, Joven Futura interpuso un recurso contencioso-administrativo contra la Administración exigiendo que la Consejería asuma el coste, con el fin de que ese dinero vuelva a las familias residentes en la urbanización. Mientras, las cuatro tumbas siguen a la intemperie.

Fotos

Vídeos