«Si están así es que no tienen tal valor»

Muchos vecinos que salen a pasear por la urbanización prefieren ni saber qué serán esos mazacotes de piedra de la calle Jerónimo Tristante que llevan más de seis años arrinconados en una parcela junto a la acequia de Alfatego. No hay un buen recuerdo de aquella época en las comunidades por los retrasos generados debido a la aparición de restos arqueológicos. El presidente de la Asociación de Vecinos Joven Futura recuerda que cada cooperativista tuvo que abonar 3.200 euros por los gastos derivados de los sondeos y excavaciones. «Creo que, si después de habernos gastado más de 7 millones de euros, esos restos siguen ahí es porque no tendrán tanto valor», expone Chencho Mateos, quien indica que los sarcófagos y los restos de la basílica son responsabilidad de Cultura. Sobre la exposición al público del torcularium (molino de aceite) y otros restos de interés, Mateos cree que las circunstancias actuales no ayudan a cumplir todos los requerimientos de las administraciones. «Nosotros hicimos los estudios y cargamos con los gastos de excavación y estudios, pero es la Comunidad la que tiene que ponerlos en valor», sostiene. Joven Futura consideró siempre que si los restos son patrimonio de los murcianos se tendrían que haber pagado entre todos. Cultura siempre evitó calificar de interés cultural el polémico yacimiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos