El edificio de un cardenal, quince curas y la sauna gay más grande de Italia

Nuevo escándalo sobre la extraña compra de Bertone de un inmueble que subió su precio 11 millones en un día y tiene unos polémicos vecinos

I. DOMÍNGUEZROMA.
Varios operarios adornan el balcón central del Vaticano por donde se asomará el nuevo pontífice. ::
                             EFE/
Varios operarios adornan el balcón central del Vaticano por donde se asomará el nuevo pontífice. :: EFE

En vísperas del cónclave ha surgido en el diario 'La Repubblica' un nuevo escándalo, tal como había advertido uno de los presuntos 'cuervos' la semana pasada, que ataca a la Curia en el mismo flanco de los papeles de 'Vatileaks': pone en cuestión la gestión del secretario de Estado, Tarcisio Bertone, destapa otra discutible operación inmobiliaria de la que sería responsable y agita de nuevo la sospecha de conexiones de prelados con círculos gay, uno de los puntos que desvelaría el informe secreto, entregado a Benedicto XVI en diciembre, sobre las tramas internas que rodearon las filtraciones de papeles.

'La Repubblica' cuenta que en mayo de 2008 uno de los 'ministerios' más poderosos del Vaticano, la Congregación de Evangelización de los Pueblos, antes llamada Propaganda Fide, compró bajo la supervisión de Bertone gran parte de un edificio en el centro de Roma, en Via Carducci 2. Hay dos cosas raras. Una, pagó 20 millones a una sociedad intermediaria que la había comprado el día anterior por 9 y que, por tanto, obtuvo 11 millones de beneficio en un día. Y dos, en uno de los pisos contiguos se halla Europa Multi Club Sauna & Gim, la sauna gay más grande de Italia, según el diario. En su web, sostiene, presenta entre otros un vídeo de un sacerdote que se desnuda. El Vaticano solo respondió ayer a través de una agencia que «son tonterías sin fundamento en un nuevo y torpe intento de condicionar el cónclave».

Eximido de pagar impuestos

El inmueble obtuvo la denominación legal de 'territorio vaticano', lo que le exime del pago de impuestos -unos cuatro millones de euros-, asegura el rotativo, que también asocia a la operación al controvertido protegido de Bertone, Marco Simeon. Este joven ejecutivo ha hecho una carrera tan fulgurante como asesor de bancos en la Santa Sede y luego como responsable de RAI Vaticano que hasta llegaron a preguntarle en varias entrevistas si era hijo de Bertone, un rumor maligno que corre por la Curia. Tras la compra se alojó en un apartamento de doce habitaciones el cardenal indio Ivan Dias, prefecto de Propaganda Fide de 2006 a 2011. Tiene 75 años y entrará hoy en el cónclave. Luego se habilitaron viviendas para 15 sacerdotes de esa congregación.

El predecesor de Dias en Propaganda Fide, el cardenal Crescenzio Sepe, actual arzobispo de Nápoles y también elector en el cónclave, es investigado por corrupción desde 2010 en el gran caso de las adjudicaciones públicas de la Protección Civil italiana. Están bajo sospecha la reestructuración y venta de inmuebles de la congregación. Sepe también organizó los grandes proyectos del Jubileo de 2000 en estrecha colaboración con Angelo Balducci, alto cargo implicado en el escándalo, y que se convirtió en 2001 en asesor inmobiliario de Propaganda Fide.

Gracias a sus contactos, Balducci era desde 1995 'gentil hombre' de la Santa Sede, un cargo honorífico de prestigio que le fue retirado en 2010, al estallar el caso. La razón fue que a través de su teléfono pinchado salió a la luz, de rebote, una red de prostitución homosexual que incluía seminaristas y un nigeriano que cantaba en el coro de la basílica de San Pedro.