Médicos del Santa Lucía completan con éxito su primera operación a un niño recién nacido

El diagnóstico prenatal y la coordinación de varios servicios permiten mejorar el tratamiento quirúrgico a bebés a las pocas horas del alumbramiento

LA VERDAD CARTAGENA.
Trabajadores de la Unidad de Neonatología del hospital de Santa Lucía. :: La Verdad/
Trabajadores de la Unidad de Neonatología del hospital de Santa Lucía. :: La Verdad

Médicos de los servicios de Ginecología y Obstetricia, Cirugía Pediátrica, Neonatólogos y Anestesistas del Hospital General Universitario Santa Lucía han realizado la primera intervención quirúrgica en Cartagena a un niño recién nacido con diagnóstico prenatal, anunció ayer el Servicio Murciano de Salud en un comunicado.

La operación fue posible por el desarrollo «de una potente Área Materno Infantil» en el Santa Lucía, lo que está permitiendo «cambiar de manera radical el pronóstico de determinadas enfermedades y malformaciones en los recién nacidos en Cartagena al poder establecer un diagnóstico prenatal de las mismas y contar con la estrecha colaboración de los profesionales de los distintos equipos», según explicó el jefe del Servicio de Cirugía Pediátrica del hospital, Juan Pedro Hernández Bermejo.

La tecnología, el control prenatal, así como la coordinación y planificación conjunta de los especialistas de distintas unidades está siendo esencial para obtener un buen resultado ya que el alumbramiento se programa en el momento más óptimo.

El neonato intervenido quirúrgicamente padecía una gastrosquisis, una malformación grave en la pared abdominal del feto que hace que el intestino quede expuesto a la acción agresiva del liquido amniótico. Al bebé se le reintrodujo el paquete intestinal dentro del abdomen, para después cerrar el defecto de la pared abdominal.

Según el doctor Hernández Bermejo, un feto con ese diagnóstico «representa un embarazo de alto riesgo, por lo que está indicado un seguimiento obstétrico cuidadoso, con ecografías seriadas y otras pruebas de bienestar fetal».

Neonatólogos en quirófano

El diagnóstico precoz permite establecer seguimientos individualizados a los neonatos con algún tipo de problema y determinar el momento idóneo de realizar el parto.

Este tipo de cesárea electiva «posibilita la incorporación al quirófano del equipo de neonatología para recibir al niño y la del cirujano pediátrico que, tras reanimar al paciente, hacen una primera valoración de la malformación para descartar complicaciones que exijan una actitud más rápida».