Las infracciones de la Ley Antitabaco se disparan un 151%

Sanidad investigó el año pasado 711 denuncias por supuestos incumplimientos de la prohibición de fumar en locales públicos

LA VERDADMURCIA.

El número de denuncias y de expedientes sancionadores por supuestos incumplimientos de la Ley Antitabaco se disparó el año pasado en la Región. Según los datos facilitados por la Consejería de Sanidad, en 2012 se presentaron ante Salud Pública 711 denuncias frente a las 572 del ejercicio anterior, lo que significa un aumento del 24,3%.

La mayoría (603) fueron formuladas por Guardia Civil y Policía Local, mientras 108 procedieron de asociaciones de consumidores y de particulares. El elevado número de reclamaciones demuestra que todavía se fuma dentro de algunos establecimientos. Por ello, el director general de Salud Pública, Francisco García Ruiz, señaló ayer en una nota de prensa que «es preciso sensibilizar sobre los efectos del tabaco en la salud y sobre la necesidad de informar a los ciudadanos para lograr el máximo grado de cumplimiento de esta normativa».

El mayor número de denuncias se reflejó en un aumento de los expedientes sancionadores. El año pasado, los inspectores iniciaron 309 (de ellos 170 ya están finalizados), frente a los 123 del ejercicio anterior, lo que representa un incremento del 151%. Según detalla García Ruiz, el 42% de los expedientes se abrieron por permitir fumar en establecimientos, lo que significa que fueron dirigidos hacia los dueños de los locales, mientras el 38% recayó sobre los fumadores. Por último, un 20% de los procesos sancionadores están relacionados con la venta de tabaco en lugares no autorizados o a menores.

Los técnicos de Salud Pública visitaron los locales denunciados, pero también otros muchos dentro de las campañas de inspección habituales. Así, en total se realizaron 9.708 inspecciones para velar por el correcto cumplimiento de la Ley, señala la Consejería de Sanidad. De ellas, 4.301 tuvieron lugar en establecimientos del sector de la hostelería.

El director general de Salud Pública recuerda que «la finalidad es proteger a los no fumadores del humo ambiental del tabaco, así como a los trabajadores de la hostelería y a los menores». García Ruiz señala que, «desde el Ejecutivo murciano, siempre se ha apostado por los espacios libres de humos y por promover estilos de vida saludables».

El consumo aumenta

El tabaco es la primera causa evitable de enfermedad, invalidez y muerte prematura en España, y por este motivo «el Plan de Salud de la Región de Murcia 2010-2015 contempla reducir el porcentaje de personas expuestas al humo del tabaco ambiental e incrementar la tasa de abandono del tabaco por encima del 30%», recalca el director de Salud Pública.

Sin embargo, los últimos datos no son alentadores. El descenso en el consumo que se produjo en 2005, cuando se aprobó la Ley Antitabaco (que más tarde fue endurecida), no solo se ha frenado, sino que los murcianos parecen haber vuelto a echar mano del cigarro, contrariamente a lo que ocurre en el resto de España. Así lo advierte la última Encuesta sobre Alcohol y Drogas en la Población General (EDADES), de la que recientemente informó 'La Verdad'. Según ese estudio, el 36,6% de los murcianos fuma diariamente (seis puntos por encima de la media nacional). En 2009, ese porcentaje era del 32%.

Fotos

Vídeos