«Nuestra presencia en las redes cada vez es mayor»

Los Premios Web han batido su récord de inscripciones, con 638 candidatas

FERNANDO CASTILLO ,MURCIA.
Pascual Martínez. | G. Carrión/
Pascual Martínez. | G. Carrión

La Fundación Cajamurcia patrocina los Premios Web de laverdad.es. Pascual Martínez, gerente de la entidad, cree que internet ha supuesto una revolución cultural.

-¿A qué cree que se debe la gran acogida de los Premios Web?

-Por un lado, se trata ya de la 5ª edición de una iniciativa que impulsa un periódico con gran éxito, que sigue creciendo(leí que en diciembre que laverdad.es tuvo más de 4,5 millones de visitantes únicos), lo que convierte a estos premios en una buena plataforma para los ganadores. Y, por otro, internet ya no es el futuro, sino un presente tan claro que es difícil encontrar empresas sin canales 'on line'. No es casual que, solo en la categoría de web de empresa, haya más de 300 propuestas. Además, no debemos obviar que, cada vez más, el ciudadano decide tener una presencia más cuidada en internet, ya son muchos los profesionales que cuidan el concepto de marca personal.

-¿Qué piensa que aportan las nuevas tecnologías a la cultura?

-La aparición del término cibercultura refleja bien la simbiosis que ya existe entre ambas ideas. Sin duda son una revolución, al menos, en tres grandes líneas. Como medio de difusión de las expresiones artísticas tradicionales, al poder visitar un museo, una catedral, comprar un libro o asistir a un concierto desde casa. Desde una perspectiva antropológica, como revolución en la forma de relación entre individuos y colectivos, me refiero a la redes sociales. Y, también, como nuevas formas de cultura nacidas en el contexto de internet y como evolución en formas de arte o cultura tradicional. El ejemplo claro es Wikipedia, enciclopedia autorregulada por los usuarios. También vemos esta nueva manera de entender el arte en la música colaborativa y las composiciones colectivas de intérpretes que actúan y componen en diferentes lugares, o los nuevos formatos que aportan los blogs para relatos o ensayos cortos. Esta simbiosis aporta frescura, inmediatez, globalidad, viralización...

-¿Cómo es posible informarse de las actividades de la Fundación?

-Aunque mantenemos algunos medios tradicionales en la comunicación de nuestras iniciativas, estamos fortaleciendo nuestra presencia en las redes, como respuesta inevitable a la demanda de los usuarios que, con gran inmediatez y cercanía, comparten opiniones, deseos, preferencias... Consejos que nos ayudan en nuestra labor diaria en los distintos ámbitos (solidaridad, docencia e investigación, difusión de la cultura y patrimonio), y en la mejora de su difusión. En internet, en la web www.fundacioncajamurcia.es, los blogs www.blogfundacioncajamurcia.es y www.facebook.com/espacioXTRA, en Facebook www.facebook.com/FundacionCajamurcia y en Twitter twitter.com/FCajamurcia. También enviamos boletines informativos y avisos de actividades a quienes, a través de estos canales o directamente en nuestras aulas, solicitan recibir en su correo electrónico una información más puntual y ceñida a calendario. Como ve, en la Fundación Cajamurcia somos receptivos a cualquier propuesta que nos permita mejorar.

-¿Cómo se presenta el año 2013 para la Fundación?

-La Fundación Cajamurcia desarrolla su labor muy atenta, siempre, a las necesidades y requerimientos de la sociedad, un compromiso, hoy, especialmente sensible a las situaciones de precariedad que viven muchas personas. Por eso, sin abandonar el plano cultural, no podemos si no seguir reforzando los proyectos para la erradicación de la pobreza y la exclusión social y, un año más, mano a mano con el tejido asociativo y sus protagonistas, que nos permiten trabajar y aprender a su lado. También seguimos muy cerca de Lorca, continuando las tareas de rehabilitación de la Colegiata de San Patricio y numerosas iniciativas que, desde el mismo día de los seísmos, puso en marcha la Fundación Cajamurcia con el objetivo de devolver a la Ciudad del Sol todo su esplendor y, a sus vecinos, la normalidad, con especial cuidado y mimo de los niños y jóvenes.