¿La más barata del fútbol regional?

«No creo que haya otra escuela que cueste menos que la nuestra; aquí se pagan 210 euros al año», dice Juanjo, uno de sus dirigentes

PALLARÉS RIPALDAMURCIA.
Juanjo, uno de los entrenadores de la escuela, dirige uno de los ejercicios. Foto: Nacho García/ AGM/
Juanjo, uno de los entrenadores de la escuela, dirige uno de los ejercicios. Foto: Nacho García/ AGM

Fulgencio Perona, alcalde pedáneo de Torreagüera, está dispuesto a apoyar todo lo que esté en su mano para que el fútbol vuelva a ser un deporte importante en esta pedanía de Murcia, y el primer paso fue poner en funcionamiento una escuela de fútbol para que los chavales no tengan que seguir marchándose a Beniaján, Alquerías o Los Garres, como ocurría hasta hace pocos años, si querían jugar al fútbol.

En 2006 se puso en marcha la Escuela Deportiva de Fútbol Municipal, cuyo funcionamiento, desde el primer momento, está en manos de tres hombres curtidos en el mundo del fútbol. Son los exfutbolistas del Real Murcia Pedro Chazarreta, que es el director, y Juanjo, además de Tiberi, que a lo largo de su vida deportiva ha sido jugador, entrenador, árbitro y directivo. Después se sumó a la escuela otro exfutbolista grana a este proyecto, se trata de Bastida.

El vasco Juanjo, mítico defensa central del Real Murcia, habla con entusiasmo de esta institución y de la labor social y deportiva que viene realizando: «No creo que haya por ahí una escuela más barata que la nuestra. Los chicos pagan 210 euros por todo el año y ahí se incluye la equipación, un chándal, un macuto de entrenamiento y la licencia federativa».

El exjugador reconoce que son unos afortunados, porque «corriendo los tiempos que corren, tenemos el apoyo de una serie de firmas comerciales como son Panadería Moreno, Envases de Torreagüera y Frutas Antonete, que nos ayudan a sacar adelante el presupuesto». 170 alumnos se han apuntado este curso, con edades comprendidas entre los 5 y los 17 años. «Tenemos prebenjamines, benjamines, alevines, infantiles y un equipo de Segunda juvenil, que es el que dirige Bastida». Los entrenamientos se realizan por grupos, de lunes a jueves, a partir de las 18:00 horas.

«Cuando empezamos -recuerda Juanjo- el campo que teníamos, Los Saladares, era de tierra, pero desde hace tres años se reformó toda la instalación y ahora contamos con un campo precioso de césped artificial y vestuarios nuevos. Pepe, el encargado del mantenimiento, lo tiene todo impecable. La junta municipal de Torreagüera trabajó muy bien para conseguir todo esto».

Los equipos están jugando el campeonato Interescuelas, que organiza la Federación de Fútbol de la Región de Murcia, y el conjunto juvenil milita en el grupo V de Segunda categoría. «Ese nivel es el tope de la escuela. No hay más equipos por delante, así que una vez que cumplen con la edad juvenil los que quieren seguir jugando al fútbol han de buscarse otro club».

No se descarta que esta semilla germine en Torreagüera y la localidad vuelva a contar con un equipo en Tercera División, como ya ocurrió tiempo atrás cuando militó seis temporadas en esa categoría, entre 1983 y 1989. Otro dato que llena de orgullo a Torreagüera es que el primer murciano que jugó en la selección española de fútbol fue el torreagüereño Antonio Alcázar Alonso, 'Alcázar'. Llegó al combinado absoluto cuando jugaba en el Europa de Barcelona.