5.000 euros para reclamar por la muerte de sus padres

El abogado murciano Jesús Martínez acaba de encontrarse frente a frente con la cara más amarga de esta nueva ley. Este letrado, integrante del despacho Trium Abogados, se ocupa de la reclamación que pretenden llevar a cabo tres jóvenes, de nacionalidad rumana, por la muerte de sus padres en un accidente de tráfico en Figueras (Gerona). Concretamente, los hijos del matrimonio fallecido tienen 12, 18 y 20 años y, aunque ahora residen con unos familiares, «se enfrentan a una situación económica deprimente». Jesús Martínez explica que, de acuerdo al baremo aplicable a víctimas de tráfico, a estos jóvenes les corresponden cerca de 800.000 euros por la muerte de sus progenitores. Con la entrada en vigor de la tasas -que cobran un porcentaje también de acuerdo al importe de lo que se reclama-, esta familia necesitaría desembolsar, para iniciar su reclamación, unos 5.000 euros, más el coste de abogado y procurador. «Prácticamente no tienen para vivir y me parece increíble que, en un país como España, le pidamos esa cantidad», recalcó su letrado. «Es vergonzoso».