Sabroso encanto de la matanza en el castillo

Dos niñas se interesan por la carne del chato murciano. ::
                            
                            S. M. L. / AGM/
Dos niñas se interesan por la carne del chato murciano. :: S. M. L. / AGM

Visitar en este largo fin de semana el Castillo y tener oportunidad de degustar un plato de asadura con patatas, magra al vino, costillejas con patatas, varios embutidos, o arroz con costillas, que es el plato principal de hoy, todo ello procedente de la matanza de ejemplares de chato murciano, tiene que tener un sabroso encanto añadido al recorrido por la fortaleza medieval. Y eso ocurrió ayer y se repetirá hoy y mañana. El sacrificio del animal se hace en matadero, pero el resto del proceso es a la vista del público. Ya han pasado por esta oferta gastronómica unas 600 personas y se espera a muchas más. Antes y después hay tiempo para recorrer el recinto, escuchar la actuación de cuadrillas de pascua y enterarse de los secretos de la alcazaba.

Sinagoga

El domingo se celebra la fiesta de la Janucá

La Federación San Clemente celebra mañana, domingo, en el entorno de la sinagoga del Castillo, la fiesta de la Janucá, o de las luminarias, una tradición religiosa judía perdida en Lorca desde hace 520 años. En 2010 se retomó auspiciada por la Fundación Sefarat Beitenu y la Federación San Clemente, aunque se celebró en otros escenarios. En esta ocasión es la Federación la que organiza en solitario esta fiesta a las 17.30 horas. La Janucá es una festividad judaica que no tiene su origen en los textos bíblicos, en la que se conmemora la recuperación de la independencia judía a manos de los macabeos sobre los griegos, y la posterior purificación del Templo de Jerusalén de los iconos paganos, en el siglo II antes de nuestra era.