Los escolares aprenden cómo se restauran obras de arte lorquinas

Dos óleos y una talla del Palacio de Guevara se rehabilitan en el Centro de Conservación de Bienes Culturales de Castilla y León

A. S.LORCA.
Un experto explica a un grupo de escolares de Valladolid detalles de la restauración de 'El entierro de Cristo', de Camacho Felices. ::
                             M. A. SANTOS/
Un experto explica a un grupo de escolares de Valladolid detalles de la restauración de 'El entierro de Cristo', de Camacho Felices. :: M. A. SANTOS

Solidaridad y enseñanza se dan la mano estos días en el Monasterio de Nuestra Señora de Prado, en Valladolid, a través de una iniciativa puesta en marcha por el Centro de Restauración y Conservación de Bienes Culturales de Castilla y León, que tiene su sede en Simancas, pero que ha trasladado a la capital de dicha comunidad a los protagonistas que son tres obras de arte del Palacio de Guevara, que resultaron dañadas en los terremotos del año pasado.

Se trata de dos lienzos, uno de gran tamaño que representa 'El entierro de Cristo', del pintor lorquino Camacho Felices; otro de pequeño formato, 'El Salvador'; y una talla de arte barroco levantino, 'San José con el Niño'. Los tres fueron enviados a Simancas tras el ofrecimiento de la Consejería de Cultura y Turismo de Castilla y León de colaborar en su restauración, meses después de los seísmos.

El proceso de recuperación artística de estas obras todavía no ha concluido, pero se ha puesto en marcha una iniciativa con el título 'Lunes con Lorca' con la que se pretende acercar a los escolares de Castilla y León, y al público en general, el proceso de restauración que se está aplicando a estas obras, a cargo de expertos del Centro de Simancas.

Una proyección audiovisual presenta a los escolares las obras y explica los estudios realizados antes de intervenir en ellas, un proceso que ha permitido conocer a fondo su estado de conservación y tomar decisiones de cara a su recuperación. Después, vienen las explicaciones de los expertos, con una clase práctica de arte y patrimonio.

Hasta finales de enero las tres piezas permanecerán depositadas en la sala de exposiciones del Monasterio de Prado, para poder trabajar en el lienzo de Camacho Felices que por su tamaño, casi cuatro metros de largo, necesita un local espacioso. Estas obras de arte regresarán al palacio de Guevara en cuanto finalice la restauración del mismo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos