«Tendemos a elegir parejas de una inteligencia similar a la nuestra»

Javier Corbalán Berna Psicólogo y profesor de la UMU

El psicólogo Javier Corbalán./
El psicólogo Javier Corbalán.

Javier Corbalán es profesor y psicólogo clínico en la Universidad de Murcia (UMU). Cumple treinta años dedicándose a la docencia, centrándose siempre en el estudio de las diferencias individuales. Es el coordinador de la segunda jornada que organiza la Asociación Iberoamericana para la Investigación de las Diferencias Individuales (AIIDI), que se celebran hoy, viernes, en la UMU.

-¿Qué se pretende con la organización de esta jornada?

-Por una parte, el encuentro de investigadores españoles e iberoamericanos centrados en el estudio de la inteligencia, la personalidad y la psicodiversidad y, por otra, compartir las líneas de investigación en la que cada cual está trabajando.

-¿Qué temas van a abordar?

-Realizaremos dos conferencias, doce ponencias y sesenta 'posters'; incidiremos principalmente en la neurociencia de las diferencias individuales. En el ser humano hay una gran variabilidad entre unos y otros; unos se emocionan más fácilmente y otros son más fríos. El funcionamiento cerebral al ser un ente vivo está sujeto a la variabilidad, no hay dos cerebros iguales.

-¿Por qué existe tanta variabilidad entre las personas?

-Porque la persona es una combinación de factores genéticos que buscan generar diferentes tipos de individuos para que unos se adapten a un medio cambiante y así haya más posibilidad de supervivencia de la propia especie, y también por la variabilidad que ofrecen los distintos ambientes en los que se desarrolla la persona. Las experiencias de las personas nunca son las mismas, incluso de los gemelos que tienen la misma genética desarrollan vivencias distintas y terminan por diferenciarse. La evolución exige diversidad.

-¿Qué papel desempeña el sexo?

-El sexo existe para crear, porque así se facilita la diversidad de los individuos y eso ha permitido que las especies sexuales sobrevivan y se adapten mejor. Si fuésemos clónicos, nos adaptaríamos peor; el sexo favorece la combinación de genes y aparecen individuos variados, si solo fuésemos de una tipología nos extinguiríamos.

-¿En qué se manifiestan más las diferencias individuales?

-En lo que denominamos inteligencia; esta nos da posibilidades de observar diferentes modos de funcionamiento mental. Hay gente más capaz y otra que lo es menos. Conocer las características cognitivas nos ayuda a elegir mejor unos estudios, incluso una pareja.

-¿Acaso influye la inteligencia en la elección de pareja?

-Sí, tendemos a elegir parejas de una inteligencia similar a la nuestra, es uno de los factores de ayuda al éxito de la convivencia a largo plazo

-¿Cómo influye la personalidad en las diferencias del individuo?

-En la personalidad es donde se muestra con más fuerza la amplitud de la diversidad humana: nos gusta vestir de manera distinta, nos aficionamos a diferentes aficiones, discrepamos en los asuntos más cotidianos con tal de sentirnos distintos; nos gusta ser especiales, es nuestra tendencia natural.

-Por eso se habla de personas introvertidas y extrovertidas..

-Justo en la extroversión y en la introversión se puede encontrar un gran campo de diferencia de la personalidad; está quien busca el bullicio y las nuevas sensaciones, y los hay quienes no las soportan y prefieren la intimidad y el sosiego.

-¿Somos diferentes también emocionalmente?

-Las diferencias en emocionalidad también nos muestran un gran abanico de posibilidades. Están quienes su vida es una montaña rusa de experiencias emocionales y viven con gran intensidad las experiencias y los hay que no se inmutan y les cuesta sentir algo, incluso cuando están viviendo hechos que para otros serían traumáticos.

Fotos

Vídeos