El absentismo escolar desciende más de un 10% en los dos últimos cursos

Educación atribuye la bajada a una mayor concienciación de las familias y a la actuación de los servicios municipales

ANTONIO LÓPEZCARTAGENA.
Padres y madres llevan al colegio a sus hijos, en el primer día de clase de este curso. ::                             ANTONIO GIL / AGM/
Padres y madres llevan al colegio a sus hijos, en el primer día de clase de este curso. :: ANTONIO GIL / AGM

Una segunda oportunidad es posible y más en educación. El absentismo escolar sigue registrando mínimos históricos y un año más se ha conseguido que un menor número de alumnos de Primaria y Secundaria hayan hecho pellas. Durante los dos últimos años, el porcentaje de niños que falta a clase de manera continua e injustificada se ha reducido un 10,56%, por lo que la tasa ya se sitúa en el 2,26%, cuatro puntos más baja que en el curso 2009-2010.

La causa de esta reducción se debe, según apuntó ayer la concejal de Educación, Josefa Maroto, a una mayor concienciación de las familias y al trabajo «incansable» de los educadores y policías del Ayuntamiento, que cada año consiguen reducir el porcentaje.

Pero a pesar de ese esfuerzo diario, de los 23.576 alumnos que hay matriculados en los centros de enseñanza del municipio, aún hay 601 jóvenes absentistas. La mayoría de ellos pertenecen a institutos y colegios de Lo Campano, Los Mateos, Santa Lucía, San Antón y Los Dolores, las zonas donde más casos se dan cada año.

Entre los 14 y los 16 años

El intervalo de edad donde el absentismo escolar es mayor es el comprendido entre los 14 y 16 años, principalmente en primer y segundo ciclo de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO).

Se considera absentismo escolar esporádico si registra menos del 25% de faltas sin justificar al mes; intenso si se ausenta entre el 25 y el 50% de clases al mes; y crónico si supera el 50%.

Para la concejal de Educación acabar con esta situación es «muy difícil, especialmente en los casos en que las familias tienen otras prioridades y así no se ocupan de sus hijos». A pesar de ello, aseguró, su departamento seguirá trabajando contra esta práctica en conjunto con las instituciones y organismos de la Comunidad Autónoma.

Para ello, precisamente, se creó hace más de una década el Servicio Municipal de Absentismo Escolar. Los diferentes planes, impulsados por los técnicos, «han permitido afrontar cada caso desde diferentes frentes: centros de salud, Servicios Sociales, Policía Local, Concejalía de Deportes y Agencia de Desarrollo Local y Empleo», explicó Maroto.

A ello se le une el aula ocupacional creada hace cinco años en el antiguo Colegio Carmen Conde, a la que acuden 15 alumnos cada curso. Los profesores intentan, a través de talleres y programas educativos especiales, que vuelvan a tener interés por la educación. Durante el pasado año, de los que participaron en el programa, la mitad solicitaron volver a la aulas a través de Programas de Cualificación Profesional Inicial.

Crearán una mesa local

Un objetivo a corto plazo que se ha marcado la Concejalía de Educación es poner en marcha también una Mesa Local de Absentismo para «tratar los casos más conflictivos». En ella estarán representados diferentes estamentos relacionados con ese fenómeno. Entre ellos habrá representantes de la concejalía, de servicios sociales y de Seguridad Ciudadana para estudiar los casos más difíciles.

Pero cuando los esfuerzos de los servicios municipales no obtienen los resultados, los casos se remiten a la Fiscalía de Cartagena, para que tome medidas.

Josefa Maroto pidió la colaboración de los ciudadanos para que denuncien cualquier caso de absentismo escolar que detecten, «para así conseguir que los jóvenes tengan la oportunidad de adquirir la educación que se merecen».

Fotos

Vídeos