Alonso Luzzy y la Casa de la Cultura

JOSÉ MONERRI
Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy, en la calle Jacinto Benavente.. ::                             P. SÁNCHEZ / AGM/
Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy, en la calle Jacinto Benavente.. :: P. SÁNCHEZ / AGM

No tiene calle a su nombre pero sí lo ha dado a la Casa de la Cultura, que se denomina Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy a virtud de acuerdo plenario del Ayuntamiento de fecha 26 de febrero de 1997, con lo que cambió su nombre de Centro Cultural Ciudad de Cartagena por la del pintor cartagenero, que en pleno de 30 de enero de 1995 había sido distinguido como Hijo Predilecto de su ciudad natal, título que recogió en el Palacio Consistorial el 28 de abril de 1995 de manos del alcalde José Antonio Alonso. El inmueble tiene su entrada por la calle de Jacinto Benavente y está circundado por la Ronda de El Ferrol, y las calles Totana y Esparta. Frente a él se encuentra el Colegio de los Hermanos Maristas.

Ramón Alonso Luzzy nació el 17 de mayo de 1927. Pertenece, por tanto, como señala Carlos Areán en su obra 'Ramón Alonso Luzzy entre el expresionismo y la mitificación monumental', a la última generación de 1948. El año de la eclosión de las nuevas vanguardias fue importante para él no sólo por lo que representó de apertura de nuevos caminos, sino también por ser el de la muerte de su padre. Era éste, Ramón Alonso Abril, un funcionario de la Empresa Nacional Bazán; pero esta primera profesión, tal como sucede con otros escritores de España, aunque fuese oficialmente la que le permitía vivir y educar a sus hijos, no pasaba, en realidad, de ser la segunda. Alonso Abril era un hombre de libros en cuya espléndida biblioteca entró su hijo Ramón en contacto desde niño con toda la tradición cultural de Occidente. Era, además, un escritor de breves ensayos y novelas. En gran parte fue la piedra clave para el robustecimiento de la vocación de pintor de su hijo.

Terminada la guerra, Ramón hijo ingresó en la Escuela de Comercio pero su vocación era el dibujo. En 1942, a los 14 años de edad, fue llevado por su padre al estudio de Vicente Ros. Una vez recibido el magisterio de Ros podía Alonso Luzzy caminar por su cuenta. El 16 de marzo de 1948 murió su padre y medio año mas tarde, en septiembre del 48, ganó su beca para continuar sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, en la que consolidó su excelente formación técnica, pero alternó las clases con la de la Escuela de Artes y Oficios, en la que obtuvo premio extraordinario de dibujo, que concedían anualmente y de manera conjunta todas las Escuelas de España. Alonso Luzzy pintaba asiduamente en el Museo del Prado y en el de Arte Moderno, así como paisajes en la Casa de Campo. En 1953 participó en el Salón de Otoño y regresó a Cartagena donde realizó su primera exposición individual en la Real Sociedad Económica de Amigos del País.

Su pintura realista gozaba de amplia audiencia en Cartagena. A Santiago Amón (que se hallaba en la ciudad realizando sus meses de prácticas del servicio militar en la Milicia Universitaria) le interesaron especialmente los lienzos no imitativos de Alonso Luzzy que no figuraron en su primera exposición. Luzzy no se consagró ulteriormente a la abstracción pura, pero quedó siempre un eco de ella en sus fondos y en su manera de componer. Ello es especialmente visible en sus murales, la más ambiciosa tal vez entre todas sus dedicaciones.

El inicial entusiasmo de Alonso Luzzy por el mural se vio interrumpido por su primer viaje a Italia, fruto, en parte, del mismo. El viaje le permitió estudiar los más importantes frescos de toda Italia. Acompañado por su antiguo maestro Vicente Ros, por su compañero el pintor Enrique Gabriel Navarro y por el guitarrista Manolo Díaz Cano, visitó Florencia, Venecia, Bolonia, Papua, Siena, Roma y todos cuantos hermosos refugios halló en su camino. En Italia descubrió de qué era lo que verdaderamente quería realizar como muralista. Ese viaje fue el acontecimiento que mejor definió su orientación en cuanto a pintor.

En 1958 realizó un viaje a Ibiza con Enrique Gabriel Navarro y a instancias del pintor ibicenco Adrián Rosa. Los paisajes que pintó durante su estancia los expuso en la propia isla y merecieron la aceptación de doctos e indoctos. Al regreso de Ibiza, tanto Luzzy como Navarro impartieron como profesores conjuntamente sus clases como ayudantes del maestro Vicente Ros en su estudio y cuando el gran profesor decidió por razón de edad abandonar esa labor académica, fueron ellos quienes la mantuvieron más tarde abierta por cuenta propia.

El 22 de diciembre de 1961, Ramón Alonso Luzzy contrajo matrimonio con Josefina Campoy Albo, a la que había conocido en el estudio de Vicente Ros. El matrimonio tuvo tres hijos: Ramón, licenciado en Derecho y en Políticas, secretario judicial; Daniel, arqueólogo; y Margarita, licenciada en Historia del Arte y Restauración. Luzzy expuso en Madrid, Murcia y Cartagena; dio clases de Dibujo en el Colegio Hispania y en el Instituto y continuó con el estudio compartido con Navarro en la calle Huerto del Carmen.

De su pintura se dejó escrito que pintó a su tierra y a los hombres que la pueblan, a los seres incomunicados en esa soledad radical que es muy a menudo la vida humana y a cuantos encerrados en sus cubos de cristal o de hielo o de plástico; sufren por su hambre y su sed de justicia o de bienestar, pero no renuncian por ello a toda esperanza. Este encuentro de Luzzy con lo social no es programático, sino producto de su fe en la justicia y en el derecho de todo ser humano a realizarse y a obtener con su trabajo un bienestar que ratifique el descubrimiento de su propio camino.

Luzzy, como independiente, llegó a ser senador por el PSOE entre 1982 y 1986. Diez años después empezaron sus dolencias cardiacas contra las que luchó con entereza hasta el 1 de enero de 2001 en que ocurrió su fallecimiento. Luzzy dejaba tras sí una valiosa obra pictórica y su nombre perpetuado en el centro cultural de su ciudad. Cartagena.

Fotos

Vídeos