El lujo de una goma de borrar

El aumento aprobado por el Gobierno central supondrá un coste añadido de 80 a 100 euros más por alumno. La subida del IVA en septiembre adelanta la venta del material escolar

MARÍA GALIÁNMURCIA.
El lujo de una goma de borrar

La temida vuelta al cole será todavía más cara. Las vacaciones de verano se están agotando y llega la segunda gran cuesta del año. A buen seguro que muchos padres están pensando ya en libros, materiales, uniformes y equipamientos necesarios para que el próximo 10 de septiembre sus retoños de Infantil y Primaria ocupen sus asientos en los centros, mientras que, el 17 del mismo mes lo harán los alumnos de secundaria y bachillerato. Pero el regreso a las aulas arranca este año con fuerza y vendrá acompañado de un incremento en los precios que superará con creces al de cursos anteriores.

La prevista súbida del IVA que, entrará en vigor en septiembre ha hecho que se adelanten las compras de una forma notable, como se aprecia estos días. El incremento afectará a todo el material escolar salvo a los libros de texto, los álbumes, las partituras, los mapas y los cuadernos de dibujo, que seguirán tributando al tipo supereducido del 4%. El tipo que grava al resto de material escolar, que supone aproximadamente entre el 30 y el 40% del desembolso en equipamiento que realizan las familias y que ahora paga un 4%, registrará una subida de 17 puntos, al aumentar hasta el 21%. Una medida que desdel as diferentes asociaciones de padres de la Región de Murcia se ha calificado como un auténtico «disparate», ya que consideran que para muchas familias será difícil de asumir. «La educación es obligatoria, por tanto, es una barbaridad que se machaque económicamente a los padres desde este sector», recrimina Jose Antonio Abellán, presidente de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de la Región de Murcia (FAPA).

Protesta de los padres

Desde la Asociación murciana de Consumidores y Usuarios (Consumur) se calcula que las familias desembolsan una media de 600 euros por escolar. En estos gastos se incluyen los de los libros de texto que alcanzan un coste entre 140 y 320 euros, dependiendo del nivel educativo y de si son cubiertos o no por el bonolibro de la Administración. En cuanto al resto de material escolar, que comprende instrumentos como lápices, cuadernos y demás, el gasto ha rondado durante los últimos años los 100 euros de media, según asegura Consumur. Unas cifras que casi se verán duplicadas debido a las últimas medidas establecidas por el Gobierno de España, y que desde FAPA prevén insoportables para cientos de consumidores. «Durante el pasado año el 40% de las familias no podían hacer frente al pago del material escolar. Ahora este porcentaje de buen seguro se verá aumentado, ocasionando que muchos alumnos no puedan acudir a clase con todo el material necesario».

Ambas asociaciones se ponen de acuerdo a la hora de ofrecer recomendaciones que aporten facilidades a los consumidores o que permitan un cierto ahorro. En este sentido aconsejan la herencia entre hermanos del material que se encuentre en condiciones para ser empleado de nuevo, y el uso de libros de segunda mano. Para posibilitar este proceso, en los colegios públicos se ha creado un 'banco de libros' donde se pueden adquirir ejemplares en buen estado, depositados de forma altruista por alumnos que ya no los van a necesitar. También animan a los padres a que no pospongan la compra del material, al considerar que si realizan las adquisiciones con antelación «tendrán más tiempo para comparar precios y calidades en los distintos establecimientos y no estarán sometidos a urgencias y presiones». Dicho equipamiento se está adquiriendo ya en los distintos comercios; una cuestión que insisten no dejar de lado ya que se calcula que el coste subirá una media de 80 a 100 euros por alumno debido al incremento del IVA. Desde luego que esto se notará de forma brutal en los bolsillos de los padres, sobre todo, los que cuenta con más de un miembro de la familia en diferentes etapas educativas», asegura Roberto Barceló, presidente de Consumur.

Qué sube y qué no

Los dueños de los distintos establecimientos confirman que la campaña de ventas de material escolar ha sido adelantada por los propios clientes. «Las ventas han crecido de forma notable durante el último mes. Desde que se anunció la subida, la avalancha de gente ha sido continua, ya que la mayoría no tiene claro a que productos afectará o no», recalca Manuel García, presidente de la Asociación Regional de Libreros. Con la llegada de septiembre, García afirma que tanto en su papelería, como en otras, mantendrán los precios en los artículos que queden y sean anteriores a la subida. «Los restos que tengamos no aumentarán el precio. Cuando se agoten, tendremos que echar cuentas y llegar a una medida intermedia».

En lo que respecta a la mayoría de las grandes superficies, éstas comenzaron el mes pasado la campaña de libros, que avanza de manera positiva. «Hasta el momento hemos doblado las ventas con respecto al mismo periodo del año anterior». Mientras, las de material no se iniciarán hasta pasada la segunda quincena de agosto, pero están previstas diversas ofertas tanto en los precios como en la forma de pago, que aún no han adelantado. Puede parecer que las posibilidades que éstos ofrecen repercutan de forma negativa en los pequeños establecimientos libreros, pero ellos piensan que cuentan con otras ventajas que el cliente también conoce. «En nuestras librerías los materialesson más asequibles y tenemos una venta individualizada de cada producto», confirma Manuel.

Los padres que desde el comienzo de la crisis financiera han tenido que hacer esfuerzos para equipar a sus hijos con todo lo necesario para su actividad escolar, esta vez no se librarán de realizar un sacrificio aún mayor para hacer frente al nuevo curso. «Los materiales se reponen cada trimestre, por lo que, antes o después lo notaremos».