Valcárcel niega que haya decidido acudir al fondo de liquidez tras apuntar lo contrario

El presidente matizó que aludía a los hispabonos después de que sus declaraciones causaran un revuelo nacional sobre las necesidades financieras de la Región

J. MOLLEJOMURCIA.
Valcárcel y Montoro, en la reunión en el Ministerio de Hacienda. Foto: EFE/
Valcárcel y Montoro, en la reunión en el Ministerio de Hacienda. Foto: EFE

La Región de Murcia se situó ayer en el ojo del huracán finaciero que está estrangulando a España desde hace semanas, a causa de unas declaraciones del presiente regional, Ramón Luis Valcárcel, en las que anunciaba que la Comunidad Autónoma recurriría al fondo de liquidez autonómica creado recientemente por el Gobierno central para socorrer a las regiones con falta de recursos.

El jefe del Ejecutivo autónomo no solo rectificaba con ello a su consejero de Universidades y portavoz del Gobierno, José Ballesta, que el viernes lo había negado y condicionó la solicitud de este fondo a la evolución de las cuentas regionales en lo que resta del año. Además generó tal revuelo en España que todos los medios nacionales situaron la noticia en la portada de sus diarios digitales, dando a entender que Murcia sería la segunda comunidad en ser rescatada con ayuda financiera. En declaraciones a 'La Verdad', Valcárcel insistía anoche en que el fondo de liquidez autonómica no es un fondo de rescate, sino un mecanismo de asistencia financiera alternativo a los hispabonos, que venía demandando a Madrid, para que las comunidades puedan financiarse con el aval del Estado.

Lo cierto es que, pese a todas las matizaciones del presidente y su Gobierno, las primeras declaraciones de Valcárcel se interpretaron en el contexto de la crítica situación financiera del Estado español, cuya prima de riesgo alcanzó un récord histórico el pasado viernes después de que la Comunidad Valencia anunciara que recurriría al citado fondo para salvarse de la asfixia. Prueba de la trascendencia de la noticia es que hasta la agencia de noticias británica Reuters difundió un teletipo en inglés con el titular: «Murcia, la segunda región española que pide ayuda financiera».

La Comunidad Autónoma difundía varias horas después un comunicado en el que negaba «rotundamente ninguna decisión relativa a solicitar el fondo de liquidez». «El presidente Valcárcel responde a una pregunta en un medio de información regional formulada sobre los hispabonos, mecanismo de financiación demandado por la Comunidad de Murcia, al igual que otras autonomías, y nunca se refiere a un 'fondo de rescate'», agregaba la nota oficial del desmentido.

La pregunta y la respuesta en cuestión forman parte de una entrevista publicada ayer por 'La Opinión' y son las siguientes: «¿Tiene previsto su Gobierno solicitar ayuda al fondo que ha creado el Gobierno para ayudar a las comunidades autónomas»; «Claro que sí, estamos deseando -señala Valcárcel-, esperemos que para septiembre esté disponible. Pero que nadie piense que nos van a regalar el dinero, las condiciones van a ser durísimas. Por dar una aproximación, se pedirán entre 200 y 300 millones de euros. Pero no lo sé todavía».

Según el comunicado, Valcárcel no se refería al fondo de liquidez o de rescate, sino a los hispabonos, que ni están aprobados ni el Gobierno central prevé hacerlo.

Sobre el fondo de rescate, la nota agrega que «no hay ninguna decisión al respecto, ya que depende de la evolución económica y del funcionamiento del plan de reequilibrio financiero de la Región». La polvareda causada por las declaraciones de Valcárcel se justifica por el delicado momento que atraviesa España, que se enfrenta a una semana clave para su futuro, en el que el rescate europeo se ha convertido ya en una posibilidad real, después de que la semana pasada se cerrara con la prima de riesgo por encima de los 610 puntos.