El nuevo instituto Ramón Arcas no estará listo hasta dentro de dos años

El consejero Sotoca presenta el proyecto definitivo, que tiene un presupuesto de cuatro millones de euros

I. R. LORCA.
Lo que queda de la fachada principal del instituto Ramón Arcas. Foto: Paco Alonso / AGM/
Lo que queda de la fachada principal del instituto Ramón Arcas. Foto: Paco Alonso / AGM

Las pancartas reivindicativas que todavía lucen en la verja de lo que queda de la fachada principal del que fue instituto Ramón Arcas Meca pueden perder vigencia dentro de unos meses cuando, según dijo ayer el consejero de Educación, Formación y Empleo, Constantino Sotoca, se adjudiquen las obras de construcción del nuevo centro docente, que podría estar en condiciones de reabrir sus puertas para el curso 2014-2015.

El que se puede considerar primer paso importante, la redacción del proyecto, está cumplido y Sotoca lo presentó ayer, en el Ayuntamiento, a los medios informativos. Hace unas semanas lo hizo ante el equipo directivo del centro y padres de alumnos para escuchar sugerencias que pudieran incorporarse al proyecto antes de darlo por ultimado.

El compromiso de la Consejería, reiterado por Sotoca, es que antes de finalizar este año, se hayan resuelto todos los trámites burocráticos y las obras puedan ser adjudicadas. Aunque el consejero no lo mencionó, el dinero para cubrir los casi cuatro millones de euros del presupuesto van a salir de ese préstamo que el Banco Europeo de Inversión ha concedido a la Comunidad Autónoma para la reconstrucción de Lorca.

El edificio tendrá tres plantas, como el anterior y con la fachada similar de ladrillo, con ligeros retoques en la misma para que la iluminación natural sea predominante en las aulas, señaló el arquitecto jefe de la Consejería, Ernesto Martínez. Entre las novedades que indicó están el salón de actos con casi 300 asientos y dotado de un anfiteatro que puede cerrarse y convertirse en aula de música. «Dará la sensación de teatro porque hemos diseñado un escenario de cierta entidad».

Por descontado, insistió el técnico, «el proyecto ha incorporado toda la normativa en cuanto a la protección contra seísmos y la hemos intensificado». El proyecto supone el incremento en varias aulas, ahora tendrá 29, y habrá mayores espacios para las áreas de informática y talleres. Se incluye el arreglo de las pistas deportivas existentes, el acondicionamiento de parte del sótano y la colocación de una cubierta de cristal sobre una parte del patio.

En la planta baja del futuro inmueble irán aulas polivalentes, laboratorio, tecnología, y espacios administrativos, mientras que las plantas primera y segunda contarán con doce aulas polivalentes, más las de música, plástica, talleres, informática y seminarios.

El consejero de Educación, Constantino Sotoca, presentó hace dos meses el proyecto para la reconstrucción del instituto Ros Giner, que precisará una inversión cercana a los cinco millones de euros, que seguirá el mismo proceso y ritmo de construcción.

Dónde irán los alumnos

Mientras duren las obras, los 500 alumnos matriculados en el instituto seguirán, como ha ocurrido durante este curso académico, distribuidos por distintos centros.

Los de primero, segundo y tercero de ESO, seguirán en la parte útil del Ramón Arcas. Otros cursos estarán en el edificio del Centro Integrado de Formación Profesional y otros en las antiguas instalaciones de la Policía Local que han sido acondicionadas.

El alcalde de Lorca, Francisco Jódar, agradeció el esfuerzo de la Consejería de Educación desde el primer momento por recuperar las instalaciones docentes, que ahora se completa con la reconstrucción de los dos institutos. El consejero recordó que «solo en la recuperación del patrimonio educativo se han invertido más de diez millones de euros».