«El psicólogo ayuda a los pacientes de cáncer a sacar sus recursos internos»

Ángeles Carrasco Martínez. Psicóloga de la AECC

J.M. VIDAL
«El psicólogo ayuda a los pacientes de cáncer a sacar sus recursos internos»

-¿Qué papel ejerce un psicólogo en esta enfermedad?

- El cáncer es una enfermedad dinámica que requiere apoyo psicológico no solo durante el tratamiento sino en el diagnóstico o incluso cuando se tiene una sospecha y se empiezan a realizar las pruebas. El psicólogo actua de apoyo para sacar los recursos emocionales internos que tiene el paciente para enfrentarse a una situación difícil. Un momento complejo es la etapa posterior a la enfermedad, cuando acaba el tratamiento y aparentemente es una vuelta a la vida cotidiana, tras haber vivido una experiencia traumática, por los efectos de los tratamientos y el miedo a que la enfermedad vuelva a aparecer.

-¿Cómo se debe actuar tras un cambio funcional negativo en el estado de un paciente?

- Cuando no funciona el tratamiento y le hacen pruebas al paciente y la enfermedad sigue avanzando o tras un periodo de tiempo reaparece, entonces necesitan desahogarse emocionalmente para intentar reestructurar la nueva etapa de su vida. No deben asociarlo con derrota o abandono. A veces los tratamientos no funcionan a la primera y hay que utilizar otra línea de tratamiento o puede que la enfermedad vuelva a aparecer, pero hay que seguir luchando. No hay que adoptar una actitud de derrota.

-¿Cuál es la principal necesidad psicológica de un paciente o de su entorno más cercano?

- Los familiares y amigos reclaman pautas de como actuar. Por ejemplo, si le deben dejar llorar cuando lo ven o como proceder cuando sienta rabia. Respecto al paciente, lo principal es su desarrollo emocional. Hay que ayudarlos a que saquen sus propios recursos. Todos los tienen y en algún momento se bloquean por las dificultades.

- Un paciente de cáncer, ¿debe estar informado de todos los aspectos de su enfermedad o solo de lo imprescindible?

- A nivel psicológico, un paciente debe conocer lo que demande. Hay algunos que quieren saberlo todo. En cambio, otros ni siquiera entran a la consulta médica y pasan solo sus familiares. Los pacientes deben preguntar al médico lo que quieren saber. No buscarlo en internet, ni a través de vecinos. Quien conoce su historial y las características de las personas es el oncólogo, por tanto, es quien mejor puede transmitirle la información que requieren las personas. El paciente debe tener la información dentro de la medida que él quiera, no que la familia le engañe.

-¿Cuáles son los efectos positivos para los pacientes de una comunicación clara y directa?

- El primer efecto es poder hablar de ello, si no añadiríamos más problemas como aislamiento o soledad. Las personas saben cuándo tienen algo malo. No podemos decirles que están bien cuando pierden peso, por ejemplo.

-¿Qué puede ayudar más a un paciente para llevar su enfermedad?

- Buscar recursos o habilidades que le hayan ayudado en el pasado y servido en situaciones difíciles, para aplicarlas de nuevo en la actualidad. El relacionarse con personas que han tenido también la enfermedad ayuda mucho, porque son quienes más pueden entender su situación personal.