Carpetazo entre lágrimas (1-1)

El Lorca, que cayó 2-0 en la ida, empata y desciende a Tercera División

PEDRO RELORCA.
Unos niños y el capitán del Palencia consuelan a Villanueva al final del encuentro. ::
                             PACO ALONSO/AGM/
Unos niños y el capitán del Palencia consuelan a Villanueva al final del encuentro. :: PACO ALONSO/AGM

El Lorca Atlético termina con sus huesos en Tercera División. El equipo de Galiana necesitaba tres goles para superar la eliminatoria y lo tuvo en sus manos cuando ganaba por uno a cero, pero al final el duelo terminó con la igualada en tiempo de prolongación. El encuentro fue dominado por los blanquiazules de principio a fin, con ocasiones que no fructificaron. Llegó el primer gol desde el punto de penalti, obra de Campillo. Los palentinos no hicieron muchos méritos en ataque, con solo un disparo al palo de Jandro y el gol de Carril cuando el colegiado miraba el cronómetro para pitar el final del partido.

Nada más iniciarse el encuentro fue el Lorca Atlético el que se hizo con las riendas del juego. Una y otra vez llegaban los jugadores locales sobre la portería del guardameta Mario Ruyales. Ya en el minuto uno se tuvo que intervenir en un bue centro de Gavilán. El Lorca Atlético botó dos saques de esquina consecutivos en muy poco tiempo, ambos sin consecuencias. Los visitantes tenían muy bien aprendida la lección: buena defensa y a guardar una renta de dos goles que era muy buena.

Uno de los jugadores más efectivos del Lorca fue Villanueva, pues en un par de ocasiones remató a puerta. La primera llegada del Palencia tuvo lugar en minuto 15 con un lanzamiento de Pelayo detenido por Manolo. Pero las llegadas locales siempre eran abortadas por la defensa del Palencia. En una jugada aislada fue Diego el que pidió penalti, pero la entrada del portero no la entendió el colegiado como pena máxima. En la siguiente jugada pudo llegar el primero a favor del Lorca, Chupri le quitó el balón a Gavilán en el momento que se disponía a marcar.

El Lorca puso toda la carne sobre el asador con la única intención de adelantarse antes del descanso. No lo pudo hacer el central Alfonso tras un cabezazo que salió por encima del larguero, tampoco Villanueva en un remate que salió por encina del larguero. Faltaban dos minutos para el descanso cuando llegó la jugada en la que el Palencia cometió penalti. Diego fue agarrado por Catán dentro del área y el colegiado no se lo pensó y señaló la pena máxima. Campillo lo ejecutó engañando por la derecha al guardameta.

Tras el descanso, y con el marcador a favor, era el Lorca que lo tenía muy bien para remontar. Lo intentó desde el primer minuto, pero no pudo. Ocasiones no faltaron, pero como en otros partidos de la Liga no hubo suerte a la hora de llegar al área. La primera ocasión fue para Nico, jugador que lazó a las manos del portero. Muchas llegadas del Lorca y poca efectividad, como un lanzamiento de Diego al palo que terminó con la jugada invalidada por fuera de juego.

Pasado un tiempo fueron los nervios los que afloraron en uno y otro equipo, sobre todo en un Lorca que era el más necesitado. El Palencia lo tenía más fácil, esperar y buscar la contra para matar el partido. A los 25 minutos lo pudo hacer Jandro, el centrocampista terminó con el balón en el palo. El entrenador del Lorca quiso poner más efectividad en ataque con la entrada de Hugo Salamanca, pero este jugador tampoco fue la solución. También salió Sele, hombre que en más de una ocasión puso buenos balones en el área, aunque ninguno pudo ser rematado con efectividad por sus compañeros.

Los últimos quince minutos fueron como un calvario para el Lorca y Palencia. Los primeros porque no podían marcar, mientras que los de Calderé tenían que dejar pasar el tiempo. A falta de diez para el final la ocasión fue para Sele, pero su lanzamiento rozó el larguero. Tres minutos después centró Hugo Salamanca y no encontró rematador. Los visitantes gastaron los últimos minutos con los cambios, el Lorca bombeando balones. Ya en la prolongación llegó el empate. Fue un centro por la banda derecha de Chupri, y Jonathan Carril fusiló a Manolo desde el punto de penalti. Al final, alegría para el Palencia y tristeza para un Lorca que baja a Tercera tras dos temporadas en Segunda B.

Fotos

Vídeos