ElPozo tritura al Zaragoza con una goleada (10-2)

Los de Duda deberán ganar hoy para estar en la semifinal ante el Segovia

JOSÉ OTÓNMURCIA.
Los jugadores de ElPozo celebran uno de los goles logrados ayer contra el Umacon Zaragoza. ::
                             EDU BOTELLA/AGM/
Los jugadores de ElPozo celebran uno de los goles logrados ayer contra el Umacon Zaragoza. :: EDU BOTELLA/AGM

ElPozo solventó ayer con éxito uno de los partidos más difíciles del año. Llegaba al Palacio tras perder la final de la Copa del Rey y tras sucumbir en el primer partido de los cuartos de final ante un Zaragoza que le había tomado la medida y que había conseguido sacarlo de quicio en el primer partido de la serie. La posibilidad de sufrir un nuevo descalabro en el segundo partido ante los aragoneses, el fantasma de la eliminación de la pasada temporada en cuartos ante el Benicarló y quedar a las primeras de cambio en la calle tras una liga regular brillante, ponían a prueba a un grupo de jugadores que, salvo alguna excepción, está comprobando ahora lo que significa ponerse la camiseta de un equipo grande y no poder permitirse el lujo de fallar antes de llegar a las grandes finales. El de ayer era un partido peligroso para jugadores valientes. Y ElPozo demostró que tiene muchos.

El nuevo ElPozo, el que a vive a medio camino entre la época más gloriosa del fútbol sala murciano y ElPozo del futuro que estará sostenido por jugadores como Miguelín, Álex o Grello, lo sacó para adelante con casta y coraje, tirando de orgullo y de un fútbol sala al que solo podrían aspirar los equipos que son grandes y que luchan cada temporada por levantar las copas. El equipo de Duda solventó con una goleada clamorosa el primer 'match ball', ha espantado los fantasmas y se ha quitado los complejos, aunque el buen sabor de boca que dejó en la grada tendrá que rubricarlo con una nueva victoria hoy en otro partido a cara de perro y con el pase a semifinales en juego. Lo de ayer, además de para recuperar las buenas sensaciones tras lo de la Copa y el patinazo de hace siete días, sirvió para sacar varias lecturas positivas y esperanzadoras.

Como el hecho de que todos los jugadores mostraran un grado de implicación altísimo, contando con los que saben que la próxima temporada no estarán en el equipo y que no por ello dejaron de meter la pierna y arriesgaron su integridad física como el que más. O comprobar cómo jugadores que parecían dormidos como Adri o Bebe, sacaron el fútbol sala de quilates que les permitió llegar al equipo más laureado de la Región. O como, pese a que ElPozo no puede ir al mercado con la misma arrogancia que el Inter o el Barça, tiene en la recámara un vivero que ayer aportó a Lolo Suazo, otro canterano al que el partido no le vino grande en los minutos que estuvo en pista. Todo esto debe ser corroborado hoy, en un partido que no se va a parecer nada al de ayer, que será más duro y en el que ElPozo va a necesitar una grada igual de implicada que la de ayer, aunque más numerosa.

Y es que en la guerra de ayer, el resultado solo estuvo en peligro durante algunos minutos del primer tiempo. El equipo de Duda saltó a la pista con las ideas muy claras. Fue contundente en su juego pero al mismo tiempo mostró una tranquilidad que certificaron los dos goles iniciales de Grello y Miguelín. Después, y tras unos minutos brillantes en los que el Zaragoza tuvo demasiado trabajo sosteniendo a ElPozo, el equipo aragonés se fue para adelante y silenció a un Palacio que todavía no había comenzado a jugar su partido. El gol de Keny y el dominio y las oportunidades del equipo de Santi Herrero, uno de los entrenadores con más futuro del fútbol sala nacional, hizo sobrevolar por el Palacio los fantasmas de la eliminación en cuartos ante Benicarló. ElPozo sufrió, hasta que apareció la figura de Esquerdinha para anotar el tercero y hacer crecer a su equipo en estima. Nadie podía presagiar que el choque se decidiría antes del descanso, en un minuto vibrante.

Porque el Umacon no tiró la toalla con el 3-1 y fue a por el empate. Una jugada más que dudosa provocaba una falta sin barrera a una distancia similar a la de un penalti en contra de ElPozo. Chico saltó a la pista dispuesto a pararla y provocó que Joan la tirara fuera. En la siguiente jugada Álex exhibía potencia y definición y le metía por bajo y a su derecha el cuarto a Dídac, portero rival. El Palacio era puro éxtasis, la tensión acumulada de los últimos minutos de la primera parte se convertía en euforia y ElPozo se marchaba al vestuario con una ventaja que significaba más de medio partido y que liberaba a los jugadores de Duda de la presión de un duelo en el que no cabía el error.

Por eso el equipo murciano saltó en la segunda mitad como un rodillo que se merendó al Zaragoza. Álex mandaba un disparo al larguero al primer minuto, y tras defender con brillantez un ataque, Miguelín robaba una pelota en su campo que transformó en un golazo en una jugada individual. El 5-1 hizo pensar más a los entrenadores en el partido decisivo que se juega hoy, aunque el hambre al equipo de Duda le hizo buscar más. En el ecuador de la segunda parte ElPozo ganaba 8-1 con nuevos goles de Álex, Adri y Bebe. Rafa, brillante otra vez, dejó el puesto a un Chico que homenajeó la afición. Hasta Lolo Suazo, otro canterano, tomaba la alternativa sin desentonar. Una fiesta que no será completa hasta que ElPozo no gane hoy y se cite en semifinales ante el Caja Segovia.

Fotos

Vídeos