El Pleno pide un análisis de los suelos agrícolas cercanos al vertedero

Los socialistas retiran en el último momento la propuesta de llevar los resultados a la Unión Europea y la mención expresa a Proambiente

F. J. ONRUBIA

El Pleno aprobó ayer por unanimidad una moción presentada por el Grupo Municipal Socialista en la que se solicita a la Consejería de Sanidad que realice un estudio medioambiental que analice el estado del suelo, aguas subterráneas, gases y olores en el municipio que pudieran estar contaminados por la cercanía del vertedero de Proambiente.

Lo llamativo de la propuesta fue que los propios socialistas retiraron el segundo punto, que hacía referencia expresa a la problemática del vertedero de Abanilla y de los enterramientos de basuras en fincas colindantes, ante las protestas de cientos de vecinos y haciéndose eco de los informes del Seprona y el Instituto de Medicina de Valencia. Este punto, finalmente retirado, pedía llevar estos estudios ante la Unión Europea. La portavoz socialista, María José Atienza, señaló que «lo hemos retirado porque consideramos que no tiene sentido que se vaya a Europa, sino que se aprobara el acuerdo para el estudio de salud».

Por su parte, el portavoz del Partido Popular, Pascual Martínez, señaló que en el estudio se mezclaban los datos del vertedero y de fincas privadas, y que el PSOE «debería dejar trabajar a los juzgados». Martínez hizo referencia a los «muchos puestos de trabajo en Abanilla» que genera el vertedero y añadió que «lo que nos faltaba decir en Europa es que hay fincas de limones al lado de un vertedero», concluyó. La concejal representante de IUMA, María Dolores Saurín, aseguró que «estamos muy tocados para que encima creemos alarma social y nos veten en la frontera los productos de Murcia».

El alcalde de Abanilla, Fernando Molina, recordó que la competencia para adoptar alguna medida en el vertedero sigue siendo de la Comunidad Autónoma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos