El juez da carpetazo a la primera investigación sobre ETA y las FARC

Ruz cree ilegal incorporar al sumario el ordenador de 'Raúl Reyes' que desveló los supuestos contactos entre los terroristas y los guerrilleros

M. SÁIZ-PARDOMADRID.

La investigación sobre los supuestos adiestramientos conjuntos de ETA y las FARC en la selva venezolana ha recibido un duro varapalo judicial. El juez Pablo Ruz ha dado carpetazo al sumario primigenio sobre los supuestos contactos en España de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia. Se trata de la causa judicial que estaba en la génesis de la macro investigación abierta poco después por su colega de la Audiencia Nacional, el magistrado Eloy Velasco, para aclarar los supuestos cursillos de etarras con los guerrilleros colombianos con la presunta aquiescencia del Ejecutivo de Hugo Chávez. El problema para Velasco y su sumario es que uno de los vértices de su investigación, un ordenador cargado de mails sobre los contactos entre ETA y las FARC, ha sido declarado prueba ilegal por su compañero y, en breve, la Sala de lo Penal, salvo sorpresa mayúscula, ratificará la decisión de Ruz. Así, el juez PabloRuz, en un auto firmado el pasado 7 de mayo y al que ha tenido acceso este periódico, acuerda declarar «conclusa» la investigación que abriera en julio de 2008 su predecesor en el Juzgado Central de Instrucción 5 de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, para aclarar los supuestos movimientos de las FARC en España y viajes de españoles a los campamentos de la guerrilla. Ruz explica que el motivo de cerrar de golpe este sumario 7/2011 es que considera que todo ello está contaminado por la prueba de cargo que dio origen a esa investigación, y, cuatro meses después, en noviembre de 2008, a la de Velasco.