Las centrales de ciclo combinado rinden a la mitad por el mayor uso de las renovables

Iberdrola pide a la Asamblea Regional suprimir o reducir un impuesto que grava la producción, para hacerla más competitiva

ANTONIO LÓPEZCARTAGENA.
Central de ciclo combinado de la empresa Gas Natural, en el Valle de Escombreras. ::                             J. M. RODRÍGUEZ / AGM/
Central de ciclo combinado de la empresa Gas Natural, en el Valle de Escombreras. :: J. M. RODRÍGUEZ / AGM

La rentabilidad de las centrales de ciclo combinado está casi en entredicho. Las tres que hay en el Valle de Escombreras funcionan solo a la mitad de su capacidad, debido al mayor uso de la energía eléctrica de origen renovable como la solar y la eólica; y los impuestos locales y regionales. Las tres compañía productoras, Iberdrola, GDF Saez y Gas Natural se ven obligadas por ley a comprar toda la que se produce en España y restar prioridad a la anteriores, pero se oponen a ese gravamen, «que lo único que hace es incrementar los gastos de producción», según indicaron a este diario fuentes de Iberdrola.

Precisamente, el delegado de esa compañía eléctrica en la Región de Murcia, Patricio Valverde, mostró su oposición al impuesto regional en una reunión que mantuvo con diputados de la Asamblea Regional. «Se trata de un gravamen dictado por ley, y lo asumimos, aunque nos perjudica. De ahí que sigamos reivindicando su supresión o su reducción», dijo.

Esta gravamen fue fijado en la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Regionales para las centrales de ciclo combinado. El otro, el local, es una tasa por los costes medioambientales que supone la producción de las plantas. Es mucho menor que para las térmicas.

La reunión en la Asamblea está enmarcada dentro de una serie de encuentros organizados por la compañía dentro del programa Empresas-Parlamentarios, que se desarrolla a nivel nacional desde 1987. Éste tiene como objetivo acercar la necesidades del mundo empresarial y mostrar la realidad del sector al poder legislativo.

Menor contaminación

La eficiencia de estas centrales ha mejorado sensiblemente frente a sus predecesoras. Una planta térmica convencional difícilmente supera un 30% de rendimiento, mientras que las de ciclo combinado pueden alcanzar el 55%. Por ello, su efecto contaminante es también mucho menor. Su producción de CO2 por kilovatio (KW) y hora ronda los 350 gramos, frente a los 1.000 gramos por KW y hora de las térmicas que consumen carbón.

Actualmente, en Cartagena, se producen cerca de 3.200 megavatios de potencia en las tres centrales. La de Iberdrola entró en funcionamiento en 2008 con 800 megavatios, la de GDF Saez (antigua AES) produce 1.200 y la de Gas Natural otros 1.200. La reducción de su producción también se debe a que el consumo de electricidad ha disminuido en los últimos años, debido a la crisis económica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos