COAG denuncia una ola de robos de fertilizantes en almacenes agrícolas

La organización asegura que una banda coloca el abono sustraído en pequeños comercios, donde se revende a otros agricultores

ANTONIO LÓPEZCARTAGENA.
Juan Peñalver, con un saco de abono químico. ::
                             PABLO SÁNCHEZ / AGM/
Juan Peñalver, con un saco de abono químico. :: PABLO SÁNCHEZ / AGM

Del cobre y la chatarra se han pasado ahora a los fertilizantes agrícolas. Los delincuentes no dan tregua a los agricultores del Campo de Cartagena, que ayer, a través de la Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG), denunciaron la existencia de una banda especializada en el robo de abonos químicos. Éstos una vez que se hacen con el botín venden los sacos de entre 25 y 30 kilogramos a pequeños comerciantes de la zona, y éstos a su vez los revenden a otros agrícolas a un precio menor al que lo consiguen a través de los distribuidores oficiales.

Según el presidente de COAG en el Campo de Cartagena, Vicente Carrión, los ladrones llegan a la finca en vehículos con remolque, destrozan la cerradura de los almacenes donde están apilados los sacos, y se los llevan. Han llegado a robar partidas de entre 1.000 y 3.000 kilogramos.

«Estamos observando que los mayoristas de abonos del Campo de Cartagena han bajado sus ventas en los últimos años considerablemente. Mientras, los pequeños vendedores de estos productos incrementan sus beneficios. Lo que hacen es comprar los abonos a los ladrones a precios irrisorios y después se los venden a los agricultores a precio de mercado», denunció Vicente Carrión.

Los empresarios agrícolas sufren estos asaltos desde hace varios meses. Los hechos los han denunciado en la Guardia Civil e incluso lo han puesto en conocimiento de la Delegación del Gobierno de la Región de Murcia, para que tome cartas en el asunto. «Cuando parecía que se habían aplacado un poco los robos de cobre y maquinaria ahora nos toca esto», dijo.

Los agricultores vuelven a pedir el recrudecimiento de las penas para los ladrones de chatarra, maquinaria y ahora de fitosanitarios. Solo de esta forma creen que se acabará con los robos en el Campo de Cartagena.

Sanciones a los ladrones

Confiesan que en el último año, la presencia de la Guardia Civil en los bancales se ha incrementado, también en las chatarrerías, donde hacen inspecciones de manera continua. «Pero no se pueden poner puertas al campo y por mucha vigilancia que haya nos seguirán robando», explicó Carrión.

Algunos agricultores están hartos de esta situación. Es el caso de José Soto, un empresarios de 45 años que tienen su finca en El Albujón, junto al restaurante de celebraciones El Jardín Botánico. Allí tiene varios invernaderos donde cultiva hortalizas.

«Desde febrero del año pasado me han robado al menos media docena de veces y entre unas cosas y otras he perdido más de 35.000 euros», contó a este diario. En un año y cuatro meses le han robado fertilizantes, el cableado de un invernadero, un transformador aéreo y un motor de riego, entre otras cosas.

Muchos son los agricultores que sufren robos todos los meses. Es el caso de Juan Peñalver, otro productor del Campo de Cartagena al que le han quitado sacos de fitosanitarios. Hace unas semanas le robaron una partida de abonos que rondaba los 1.500 kilos. Además, también se llevaron mangueras y hierros que utilizaba en su campo.