«No sabíamos que allí estuvieran viviendo»

«El Ayuntamiento no tiene conocimiento de que familias damnificadas por los terremotos de 2011 sigan viviendo en casas que por razones de seguridad no son habitables. Continuar en ellas no es una buena opción, sino lo más peligroso, hay que salir de esas viviendas. Mientras llegan las ayudas, existe la posibilidad de adelantos para el alquiler».