Tapas y artesanía para aguardar el vía crucis viviente de Torrealta

El programa se amplía para atraer más público a la representación, el Miércoles Santo, en la que participan doscientos vecinos

M. RUBIOMOLINA DE SEGURA.
Representación del vía crucis viviente de Torrealta. ::                             JUANCHI LÓPEZ/
Representación del vía crucis viviente de Torrealta. :: JUANCHI LÓPEZ

El funcionario del Ayuntamiento de Murcia Antonio Dólera es Jesucristo; Pedro Aguilar, empresario, encarna a San Pedro; Toni López, que tiene una inmobiliaria, hace de José de Arimatea. Y así hasta cincuenta vecinos que se encargan cada año de escenificar, por las calles de la pedanía molinense de Torrealta, un vía crucis viviente único en la Región. Aunque en la representación prácticamente se implica todo el pueblo, ya que unos doscientos torrealteños colaboraran en la preparación de esta pieza religiosa que tiene sus inicios en el año 1982.

Para atraer más visitantes, esta Semana Santa se ha querido dar un impulso al vía crucis viviente con un programa paralelo de actividades, que incluye una edición especial del mercado de artesanía Zoco de Guadalabiad, desde las 12 del mediodía a las 9 de la noche en la calle Obispo Javier Azagra. También, durante todo el día, romanos a caballo y grupos de tambores y cornetas recorrerán la localidad, enclavada en plena huerta y a poco más de un kilómetro del centro de Molina de Segura.

Además, se ha preparado una ruta de la tapa por los establecimientos hosteleros de la pedanía. Sus cocineros se han inspirado en la Semana de Pasión para preparar las delicias que ofrecerán a los clientes. Y así en la lista para el picoteo (a 2 euros tapa más cerveza) aparecen creaciones culinarias con nombres como, por ejemplo, 'Judas' (verdura y bacalao asados con un toque picante), 'Pilatos' (con queso fresco y anchoas), 'El Calvario' y 'El Cirineo' (a base de pescados ahumados para no romper la vigilia).

Actores, antorcheros, técnicos de sonido, músicos, electricistas y carpinteros ultiman estos días los preparativos para la puesta en escena, el próximo Miércoles Santo, del vía crucis viviente, que este año renueva los escenarios.

Partirá a las once de la noche desde la puerta de la iglesia parroquial de Torrealta para representar, por las calles de la localidad y con la única luz de las antorchas, a fin de darle más realismo, las quince estaciones que, según los Evangelios, tuvo que recorrer Jesuscristo desde su condena a muerte hasta su resurrección. La coral Hims Mola participará con su coro de voces en diversas escenas de la representación y entonará seis piezas, entre ellas, 'Ecce Panis' y 'Stabat Mater'. Para la ocasión, el músico Juanjo Martínez ha compuesto 'Hosanna' y 'Crucifixio', que sonarán en dos momentos del vía crucis.

Los orígenes de esta original escenificación se remontan al año 1982, por impulso del sacerdote José Moreno. Tras un parón, por el traslado del párroco, un grupo de jóvenes recuperó la tradición en la Semana Santa de 1998, iniciándose así una nueva andadura.

La representación dura dos horas, aproximadamente, y al final, ya de madrugada, la Asociación Cultural la Cruz agasaja con una chocolatada al público. Si va con niños pequeños, no olvide el carrito.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos