Unifican la forma de actuar de los registros de la Propiedad

J. G. BADÍAMURCIA.

«La justicia somos todos y todos debemos remar en la misma dirección». Con estas palabras, el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de la Región, Juan Martínez Moya, alababa el trabajo que han desarrollado, desde el 8 de marzo de 2011, tres secretarios judiciales, tres registradores de la Propiedad y un juez de Primera Instancia, para consensuar el 'Manual de buenas prácticas procesales'.

El resultado de esta estrecha colaboración se ha plasmado en las 84 páginas del protocolo que han diseñado el Tribunal Superior de Justicia y el Colegio de Registradores de la Propiedad.

«Un protocolo pionero en España que ya nos han solicitado otras comunidades, como Castilla-La Mancha y Andalucía», destacaba el decano de los Registradores de la Propiedad y Mercantiles de Murcia, Juan de la Cierva.

Esta edición unifica «los criterios de actuación de las 37 oficinas del registro y las 3 mercantiles que operarán bajo este protocolo, porque tradicionalmente cada registro ha estado funcionando como un islote», según resalta de la Cierva. De esta forma, también se reducirán los plazos, «entre uno y dos meses», en los trámites de adjudicaciones judiciales, embargos de propiedades, expedientes de dominio de fincas...