Una carpa para los tronos rabaleros

Se ha representado la puerta principal del templo de San Cristóbal, que esta Semana Santa no podrá ser utilizado

T. M. M.LORCA.
Un vecino, sentado en un banco, ante la portada simulada que da entrada a la carpa. ::                             PACO ALONSO / AGM/
Un vecino, sentado en un banco, ante la portada simulada que da entrada a la carpa. :: PACO ALONSO / AGM

Los rabaleros han sido los primeros y, de momento, los más originales. Lejos de lamentarse por no disponer de su sede religiosa por los daños que sufrió como consecuencia de los terremotos, no han dudado en instalar una carpa enorme en el atrio de la iglesia de San Cristóbal para que todos sus tronos se incorporen desde allí a la procesión que presiden en la madrugada del Jueves al Viernes Santo, la del Silencio.

Para que los cofrades y fieles no echen de menos el paso de las imágenes por el arco de la puerta principal de la iglesia, la Archicofradía del Cristo de la Sangre ha decidido representar en un gran mural dicha entrada. Ayer culminaron los trabajos de instalación y todos los que tuvieron la oportunidad de ver el resultado quedaron sorprendidos. «Ha sido una gran idea. Pensábamos que sería una carpa blanca normal y corriente, pero así está mucho mejor. Ha quedado muy bien», comentaba ayer tarde un vecino de la zona. No fue el único, otros muchos se acercaron a ver el resultado.

El Gobierno de la Comunidad Valenciana asumió la financiación de la restauración de la iglesia de San Cristóbal. Hasta el momento no han comenzado las obras y los técnicos ya advirtieron que no era viable que el templo estuviera disponible para los próximos Desfiles Bíblico Pasionales. El Paso Encarnado ha mostrado en todo momento su posición a favor de la celebración de las procesiones. Remedios, como han demostrado, hay para casi todo.