Cultura anuncia el inicio de las obras en el Porche de San Antonio

La recuperación de las almenas y la reconstrucción del monumento costará casi 90.000 euros, que financiará el Ministerio de Fomento

A. S. LORCA.
El Porche de San Antonio aparece cubierto por andamios y puntales que lo mantienen en pie. ::                             PACO ALONSO /                             AGM/
El Porche de San Antonio aparece cubierto por andamios y puntales que lo mantienen en pie. :: PACO ALONSO / AGM

En unos días se iniciarán las obras de rehabilitación del Porche de San Antonio que servirán para reconstruir el monumento que resultó gravemente dañado como consecuencia de los terremotos de mayo pasado. El anuncio lo realizó ayer mañana la concejal de Cultura, Sandra Martínez, que visitó la única puerta que queda de las que daban acceso a la ciudad amurallada y que se muestra totalmente apuntalada y rodeada por un complejo andamiaje que impide que se venga abajo.

Las obras han sido adjudicadas a una de las cuatro empresas lorquinas que se presentaron al concurso, según explicó la edil, y tendrán un presupuesto de casi 90.000 euros que financiará el Ministerio de Fomento a través del uno por ciento cultural. Estas tendrán un plazo máximo de ejecución de seis meses desde el inicio de los trabajos.

El Porche de San Antonio fue uno de los primeros monumentos en los que se ejecutaron obras de emergencia tras los terremotos. Estas finalizaron recientemente e incluyeron el desescombro, retirada de almenas y refuerzo de muretes para «evitar daños a las personas», según explicó Sandra Martínez.

La junta de Gobierno Local inició tras la conclusión de los trabajos el procedimiento de contratación de las obras de restauración, «que ha durado el menor tiempo permitido por la Ley, argumentó Martínez, quien detalló que inicialmente estaban presupuestadas en casi 125.000 euros que quedaron reducidos a algo más de 35.000.

El material que fue retirado durante las obras de emergencias aparece amontonado junto a la torre con el fin de ser utilizado durante su reconstrucción. Toda la zona se encuentra vallada con el fin de evitar accidentes en caso de que se produzcan caídas desde lo más alto del monumento de piedras y otros restos de la construcción. El Porche de San Antonio está clausurado, por lo que los viandantes no se pueden adentrar en él para ir de la calle Cava a la de Zapatería, aunque se espera que en apenas dos meses se pueda habilitar un espacio que no solo permita este uso de forma temporal, sino también para que bajo él pueda llevarse a cabo el cortejo de la procesión de la Virgen de la Soledad, titular de la Hermandad de la Curia, Paso Negro, según la edil.

Pero no solo el Porche de San Antonio sufrió daños como consecuencia de los terremotos. Una torre cercana que tiempo antes se derrumbó sufrió nuevos desperfectos. La edil de Cultura fue preguntada por la construcción y su posible recuperación. Sin embargo, señaló que en estos momentos se trabaja única y exclusivamente en la puerta de recodo y que se estudiará la «viabilidad» de su compra por parte del Ayuntamiento y la posibilidad de su puesta en valor, aunque no de forma inmediata.

De la época de la reconquista

El Porche de San Antonio, situado al final de la calle Cava y Zapatería, es la única puerta que queda de las que daban acceso a la ciudad en el recinto de murallas, creado en la época de la reconquist. Fue realizada en el siglo XIV sobre el mismo emplazamiento que ocupó otra de construcción árabe. Se trata de una puerta conocida como de recodo, típica de la arquitectura militar de carácter defensivo que ofrece un triple arco muldurado con decoración sencilla y cantería gótica.

El complejo amurallado ofrece aún una visión exacta de las dimensiones y conformación de la muralla del siglo XIV. Los restos conservados demuestran que toda la muralla se reedificó a partir del siglo XIII, siendo visibles sus cubos y lienzos en la calle de la Rambla, Porche de San Antonio, calle de la Cava, patio del convento de las Mercedarias, Colegio de la Purísima y torreón exento de la calle Rojano. Hace años el Porche de San Antonio fue restaurado y recuperadas algunas de sus pinturas interiores.