Arrancan las obras para evitar que la fachada del Carmen se siga desplazando

La calle Nogalte permanecerá cerrada al tráfico hasta que se consiga anclar la portada a los muros del templo

A. S. LORCA.
Todo el perímetro de la fachada ha quedado cerrado. ::                             P. A. / AGM/
Todo el perímetro de la fachada ha quedado cerrado. :: P. A. / AGM

El tiempo ha terminado dando la razón a los que llevan meses clamando financiación para acometer las obras de contención de la fachada de la iglesia del Carmen. Auguraron que la portada comenzaría a desplazarse hacía el exterior y así ha ocurrido. Tan grave ha llegado a ser la situación, que ha sido necesario actuar de urgencia para evitar que la estructura siga venciéndose hacia la calle Nogalte, cerrada ya al tráfico por el riesgo de pequeños desprendimientos de la estructura.

Las obras para evitar que la situación empeore han comenzado ya y se dividirán en dos fases. «La primera consiste en la estabilización de la fachada porque la tendencia de desplazamiento había llegado a ser muy importante. Hemos utilizado una máquina robotizada que marca las coordenadas del desplazamiento», explica el responsable de la empresa que está acometiendo la actuación, Ginés Méndez.

La segunda fase de los trabajos de contención consiste en volver a anclar la portada a los muros del edificio. «Una vez que esté estabilizada habrá que asegurarla. El arquitecto designado por el Obispado, Juan de Dios de la Hoz, ya está elaborando el informe de las actuaciones que hay que llevar a cabo para sujetarla definitivamente. Es un procedimiento bastante complejo pero necesario para lograr contenerla», añade Méndez.

Las obras que se están ejecutando en la actualidad fueron rechazadas como obras de emergencia por parte de los técnicos de la Delegación del Gobierno. En los informes enviados al Ayuntamiento, se argumentaba que el estado de ésta y otras iglesias no suponía un riesgo porque en caso de que el estado del inmueble empeorará las consecuencias serían que el templo se vencería hacía el interior y no hacia el exterior, como finalmente ha ocurrido.

Hasta el momento, en ninguna otra iglesia de las afectadas por los terremotos se había producido un situación similar. Sólo en el edificio del Casino se registró un desplazamiento similar.