Arde el almacén de una fábrica al explotar 12.000 kilos de pólvora

Investigan las causas de la deflagración en una nave de la empresa de Explosivos Alaveses de Javalí Viejo, que provocó una columna de humo

A. NEGREMURCIA
Foto: CARM | Video: laverdadtv/
Foto: CARM | Video: laverdadtv

La deflagración de cerca de 12.000 kilos de pólvora en proceso de elaboración provocó ayer una explosión y un llamativo incendio en el interior de la fábrica de Explosivos Alaveses de la pedanía murciana de Javalí Viejo. Aunque no hubo que lamentar heridos, la columna de humo llegó a alcanzar los veinte metros de altura y despertó la alarma entre los vecinos de la zona. «He notado como temblaba el piso, como cuando pasa un camión, y luego he visto que salía una columna de humo», explicaba Fulgencio Sánchez, residente en un edificio cercano. La rápida actuación de los servicios de emergencia logró contener el fuego, que se extinguió en apenas una hora y media. El grupo de desactivación de explosivos (Tedax) del Cuerpo Nacional de Policía ya ha iniciado una investigación. La empresa Expal -actual dueña de la fábrica- también tratará de ahondar en los detalles de este suceso.

Las primeras alertas saltaron pocos minutos antes de las diez de la mañana. Una llamada advertía al Centro de Coordinación de Emergencias de la explosión en un almacén de producción de la citada fábrica preparado para albergar hasta 21.000 kilos de pólvora aún por elaborar. En el momento de la deflagración, estas instalaciones estaban cerradas -no había ningún trabajador dentro- y por debajo de su capacidad total. Contenían cerca de 12 toneladas de explosivos repartidos en medio centenar de contenedores.

La explosión de esta pólvora, aún en un proceso intermedio, hizo saltar el techo del almacén -algo que, al parecer, se contempla como medida de seguridad- y provocó un aparatoso incendio. Inmediatamente la empresa activó el plan de emergencia interno y puso a trabajar a su propio equipo de bomberos. Mientras tanto, se trasladaban a las instalaciones 25 bomberos -del Consorcio de Extinción y Salvamento y del Servicio de Extinción de Incendios Y Salvamento (SEIS) del Ayuntamiento de Murcia - a bordo de ocho vehículos, alguno de ellos con grúa. También se acercaron al lugar varias ambulancias del 061 cuya actuación, afortunadamente, no fue necesaria, según informaron fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias.

El fuego, que se confinó en una nave de unos 400 metros cuadrados, se pudo controlar en apenas 15 minutos. Posteriormente una docena de bomberos de Murcia quedaron trabajando en la zona para enfriar y terminar de apagar los rescoldos, asegurar la estructura del almacén, confinar el fuego y evitar que se extendiera a otras estancias. Hasta el lugar se trasladaron el consejero de Presidencia, Manuel Campos, y el director de Emergencias, Luis Gestoso, para conocer de primera mano el avance de la labor de los efectivos desplazados. Ambos destacaron la rápida respuesta de éstos y el correcto funcionamiento del plan de emergencias interno de la empresa. Plan que, curiosamente, se había aprobado con la Comunidad apenas unos días antes.

Llevaba tres horas abierta

El Cuerpo Nacional de Policía ha abierto una investigación para tratar de esclarecer los motivos de la explosión que ayer originó un incendio en la fábrica de pólvora, cuyas instalaciones pertenecen al Ministerio de Defensa. Por el momento, solo se conoce, según informó ayer Campos, que el almacén fue abierto por última vez a las siete de la mañana y que se encontraba totalmente cerrado cuando se produjo la deflagración. Los 12.000 kilos de pólvora que se encontraban en el interior de la nave se encontraban en un proceso intermedio, por lo que su secado aún no se había finalizado y resultaba menos inflamable. La empresa Expal, propietaria de la fábrica, aseguró ayer estar valorando el alcance del accidente y anunció que ya ha iniciado una investigación interna para esclarecer lo ocurrido.

Fotos

Vídeos