Tres de los cinco vasos del vertedero están ya sellados, según Presidencia

Ecologistas en Acción denuncia que siga el proceso de ampliación de una de las instalaciones, pese a la orden de cierre

JORGE G. BADÍA
Vista general de los accesos al vertedero de Proambiente en Abanilla. ::                             G. CARRIÓN / AGM/
Vista general de los accesos al vertedero de Proambiente en Abanilla. :: G. CARRIÓN / AGM

«La Consejería de Presidencia ha hecho una arrancada de caballo y una parada de burro con Proambiente». De esta forma tan castiza valoraba en Ecologistas en Acción el hecho de que ayer el Boletín Oficial de la Región de Murcia publicara la el sometimiento a información pública el proyecto técnico, el estudio de impacto ambiental y la documentación relativa a la autorización ambiental integrada para la ampliación del vaso número 3, en el vertedero de residuos sólidos urbanos que gestiona Proambiente en la finca La Serratilla.

El anuncio -que suscribe la directora general de Medio Ambiente, Teresa María Navarro- acuerda un plazo de 15 días para presentar alegaciones contra la autorización ambiental integrada para la ampliación del vaso número 3, cuyo procedimiento se ha acordado «de urgencia». Según Ecologistas en Acción, este anuncio «choca» frontalmente con la resolución de cierre y sellado del vertedero por un periodo de 30 años, que el pasado 6 de octubre hacia llegar la propia directora General de Medio Ambiente a la mercantil de Ángel Fenoll, al Ayuntamiento de Abanilla y a los ecologistas. Todo ello tras constatar la presencia de 117.900 toneladas «de residuos sólidos urbanos sin tratamiento vertidos ilegalmente» en la planta. En concreto en el vaso inicial -10.800 toneladas métricas-, los vasos 1 y 2 -13.500 toneladas- y el vaso número 5, toneladas-.

En el caso del vaso 3, la resolución de cierre de Medio Ambiente denunciaba el incumplimiento «de la declaración de impacto ambiental por ocupar 39.000 metros cuadrados de superficie frente a los 17.603 metros concedidos legalmente». Desde Presidencia reconocen que la empresa «ha depositado más residuos y ha ocupado más superficie de la autorizada». Actualmente, la Dirección General de Medio Ambiente «sigue expediente» de evaluación de impacto ambiental y de autorización ambiental integrada para ampliar la capacidad de este vaso en 493.000 metros cúbicos, lo que supondría duplicar su extensión, pasando de 17.603 metros cuadrados a 35.961 metros.

Una información que supone un giro «imprevisto» no sólo para el colectivo ecologista, también para el Ayuntamiento de Orihuela, que en su momento presentó alegaciones en contra de la ampliación del vaso número 3, denominado Abanilla-Crevillente. Según el alcalde oriolano Monserrate Guillén, «hay algunas instalaciones dentro de nuestro término», como viales internos de distribución, oficinas y aparcamientos. Para Ecologistas en Acción, la tramitación de urgencia para la ampliación de este vaso «es inusual, porque normalmente en estos casos se concede un plazo de un mes para presentar alegaciones».

Desde la Consejería de Presidencia han querido «recordar» respecto de la resolución de cierre del vertedero por 30 años que «los vasos 1, 2 y 4, están sellados y en proceso de restauración. El vaso número 5 se encuentra en trámite para su legalización y el vaso número 3 dispone desde el año 2009 de autorización ambiental integrada». Proambiente presentó un recurso en contra de la resolución de cierre, donde advertían a la consejería de que el sellado del vertedero implicaría la pérdida del 100% de clientes y «podría afectar a 270 familias del norte de la Región y sur de Alicante», provocando un Expediente de Regulación de Empleo que afectaría a su plantilla de 109 personas y a mercantiles como Colsur, que cuentan con 161 empleados. Desde Presidencia confirman que «se encuentra pendiente -en algunos aspectos- la contestación a dicho recurso de alzada».

Alegaciones en contra

No obstante, fuentes de la Comunidad aseguran que «no se están produciendo vertidos en el vaso número 3», pese a la solicitud que la propia mercantil presentó el pasado 21 de noviembre: «La modificación de la medida de suspensión de la actividad de vertido en el vaso 3 con el fin de poder continuar vertiendo en el mismo». Petición a la que Presidencia se negó porque «Proambiente sobrepasó ampliamente los límites autorizados en 2009 tanto en capacidad como en extensión, incumpliendo la declaración de impacto ambiental».

Desde Ecologistas adelantan que presentarán alegaciones en contra de la autorización ambiental del vaso 3. «De ser favorable la declaración de impacto ambiental la consejería de Presidencia podría incurrir incluso en un delito de prevaricación», señalan fuentes de la organización ecologista.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos