El protector de los terremotos, entronizado en el Concejo

La imagen de San Emigdio regalada al Ayuntamiento. ::
                             L V/
La imagen de San Emigdio regalada al Ayuntamiento. :: L V

Son muchas y de diversas procedencias las ayudas que llegan a la ciudad desde el terremoto de mayo. Los más diversos colectivos, entidades y empresas se acuerdan de la situación de muchos lorquinos y materializan su apoyo con donaciones de tipo económico. Pero lo que ha hecho la Asociación Plaza del Calvario de Torrevieja merece una atención especial. Los dirigentes de esta asociación no solo han traído su aportación en euros, exactamente 1.200, fruto de un bingo solidario que se realizó durante las fiestas de ese barrio, sino que han depositado en las manos del primer teniente de alcalde, Francisco Montiel, una pequeña imagen de San Emigdio, co-patrón de Torrevieja y santo protector contra los terremotos. Como dijo el presidente de la asociación, Antonio Aniorte, «su intención es que proteja a los lorquinos y a la ciudad contra nuevos seísmos». ¿Y quien fue San Emigdio? Pues un mártir de los primeros siglos del Cristianismo al que en Italia se le profesa gran veneración, sobre todo porque se le considera protector contra los terremotos. Por esa razón su culto se ha popularizado muchos en los últimos años en las ciudades de Los Ángeles y San Francisco, zonas donde se suceden fuertes y frecuentes terremotos. Algo similar ocurre en la comarca alicantina del Vega Baja del Segura. Alemán originario de Tréveris, una vez convertido al cristianismo se trasladó a Roma en la época del Papa Marcelo I. Emigdio entró en un templo pagano y derribó una estatua de Esculapio lo que enfureció a los paganos. El Papa para protegerlo lo ordenó sacerdote, lo consagró obispo y le envió a evangelizar el territorio de Ascoli Piceno. Fue decapitado durante la persecución de Diocleciano. La fiesta de San Emigdio se celebra el 9 de agosto.