Las obras en el patrimonio serán declaradas de emergencia

Realizarán una revisión bajo un nuevo y más amplio criterio para aceptar los trabajos y evitar el derrumbe de los monumentos

P. W. R.LORCA.

La Comisión de Seguimiento del Plan Director de Recuperación del Patrimonio Histórico Artístico de Lorca que se celebró ayer en Madrid llegó al acuerdo de declarar de emergencia las obras que se han llevado a cabo en los últimos meses en el patrimonio.

Los gastos de muchas de ellas fueron denegados por la Delegación del Gobierno al considerar que no se trataba de obras de emergencia, ya que las actuaciones no eran «imprescindibles e inaplazables para garantizar la vida y seguridad de las personas».

Entre ellas, se encontraban las del Monasterio de Santa Ana y la Magdalena de clarisas, San Francisco, Santo Domingo o la Colegiata de San Patricio. La comisión determinó que se realizará una nueva revisión bajo un nuevo y más amplio criterio para aceptar los trabajos para evitar el derrumbe de los monumentos. Entre los asistentes al encuentro estuvo el alcalde, Francisco Jódar, que señaló a su término que «de esta forma se volverán a examinar las obras que hubo que llevar a cabo, así como los gastos a los que se tuvo que hacer frente para preservar y proteger el patrimonio histórico lorquino».

Y añadió que «se ha impuesto el sentido común y la lógica frente a otros planteamientos. Se generó una situación de bloqueo a la que no se tenía que haber llegado». El delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, explicó que «se han habilitado diversas medidas que permitirán el pago de la totalidad de los gastos de emergencia efectuados para proteger el patrimonio lorquino, por lo que ningún empresario quedará sin cobrar los trabajos realizados en ese campo». Además, se ampliará el plazo para presentar intervenciones a realizar para proteger el patrimonio lorquino de inclemencias climatológicas.