Sufre el tercer robo en un año en su granja de cerdos

Los cacos hicieron un butrón en el almacén para hacerse con un grupo electrógeno

PACO ESPADAS
Juan Caja (d) muestra el butrón abierto por los ladrones. ::
                             P. ESPADAS/
Juan Caja (d) muestra el butrón abierto por los ladrones. :: P. ESPADAS

Aburrido y con ganas de abandonar. Así se mostraba ayer Juan Caja, un vecino al que en los últimos años le han robado hasta en once ocasiones en sus cebaderos de cerdos, tres en lo que va de año. Según el propio ganadero, ya incluso se despierta con sobresaltos por las noches, y cada mañana cuando llega a las instalaciones va pensando en qué cosa extraña se encontrará. Le han robado en ocasiones maquinaria, y en otras cerdos. La situación más curiosa fue cuando le robaron varios cerdos y allí mismo los despedazaron.

El último caso sucedía la pasada noche de miércoles a jueves. Los amigos de lo ajeno realizaron un butrón en el almacén en donde se encuentra el grupo electrógeno que da servicio a las tres naves -ya que dicho almacén no contaba con puerta- debido a que la tabicaron con el fin de evitar que se lo llevaran como sucedió años atrás.

3.000 euros de botín

Pero ni los bloques de cemento pudieron parar a los ladrones, ya que realizaron un butrón para llevarse el grupo electrógeno valorado en más de 3.000 euros, grupo que desmontaron allí mismo para poder sacarlo al exterior.

Tras poner la correspondiente denuncia en el cuartel de la Guardia Civil, Juan reponía de nuevo el grupo ya que es necesario para poder mantener a los 2.600 cerdos de su granja.