Otra 'revolución' en marcha

Ripoll y De Prado se preparan para trasplantes de cartílago fresco, «algo muy novedoso en España». Por sus manos siguen pasando futbolistas de Primera y hoy le toca el turno al españolista Javi Márquez

JOSÉ OTÓNMURCIA.
De Prado y Ripoll observan una radiografía. ::                             GUILLERMO CARRIÓN / AGM/
De Prado y Ripoll observan una radiografía. :: GUILLERMO CARRIÓN / AGM

Son el Rafa Nadal y el David Ferrer de la traumatología. Mariano De Prado y Pedro Luis Ripoll, traumatólogos y cirujanos murcianos que trabajan codo con codo desde hace más de treinta años, son una pareja indestructible que se ha erigido en referencia mundial en patologías relacionadas, sobre todo, con la rodilla y con el pie. «Tenemos pasión. Nos resulta una profesión apasionante que nos roba el corazón y la vida. La Medicina es tan atractiva como para llenar la vida y para dedicarse en cuerpo y alma, afirma Ripoll.

Su equipo lo forman 18 médicos y abarcan desde Murcia, Alicante, Cartagena o Almería, hasta Londres o la prestigiosa clínica Ruber de Madrid, donde operan y pasan consulta : «Somos un equipo humano y profesional complementario, donde el conjunto es más importante que el individuo. Investigamos a través de nuestra fundación, desarrollando técnicas y abriendo constantemente investigaciones básicas sobre tratamientos u operaciones mínimamente invasivas. Nos otorga un nivel de especialización muy alto», asegura De Prado.

Hoy les toca hacerse cargo de Javi Márquez, un futbolista del Español que ha preferido viajar hasta Murcia antes que elegir a otros traumatólogos de Barcelona o Madrid: «Cuando una persona que puede elegir a otro profesional te elige a ti, es muy halagador. Con lo gran de que es el mundo, que elijan a dos médicos de Murcia es una satisfacción», asegura Ripoll. Márquez es el último de una lista en la que se encuentran estrellas como Xabi Alonso (Real Madrid), Fabio Aurelio (Liverpool), Bergara (Real Sociedad), Nico Pareja (Spartak de Moscú), Metzelder (Schalke 04) o Martin Ranckik, pívot del Alicante, y que pasaron por su consulta.

Han sido pioneros desde sus inicios siguiendo la estela de Salvador Ripoll, padre de Pedro Luis, suegro de Mariano De Prado y una institución en el Real Murcia. Hace treinta años efectuaron su primera artroscopia a Segundo, jugador del Real Murcia y desde hace años son líderes en investigación y tratamiento de las células madre o administrando factores de crecimiento: «Fuimos los primeros en España que utilizamos las células madre en 2001 en patología del aparato locomotor. La reina Doña Sofía nos premió. Investigamos para conseguir a través de las células madre diferentes tipos de tejido. Las células madre sirven en traumatología para el cartílago, para la osteonecrosis y para los retardos de consolidación o fracturas que no pegan. Hemos publicado más de treinta trabajos científicos».

Pero la inquietud y el afán por investigar no se ha apagado aún en ellos: «Trabajamos en proyectos de investigación. En breve acometeremos uno para trasplantar un cartílago fresco, algo muy novedoso en España. Vamos a trasplantar este cartílago a un paciente. Lo vamos a hacer en el mes de enero y está todo preparado a la espera del donante. Es complicado porque el cartílago no se puede trasplantar congelado porque se muere y esta técnica sí nos lo permite».

Ripoll y De Prado, además de socios y amigos, son cuñados. El respeto es la clave: «En treinta años nunca ha habido un problema de egos personales y sí mucho respeto mutuo. Somos cuñados y amigos, pero nos vemos poco fuera del trabajo por el tipo de personas que somos. Lo que nos hace indisolubles es que sabemos que ninguno de nosotros podría hacer la medicina que le gusta, la investigación o publicaciones que cada uno quiere hacer sin un grupo sólido detrás», aseguran ambos.