La Semana Santa es declarada de Interés Turístico Nacional

El Ministerio reconoce sus siete siglos de historia, su raigambre y calidad artística, así como la participación de los vecinos

ANTONIO GÓMEZ
El encuentro del Domingo de Resurrección, en una imagen tomada la pasada Semana Santa. ::                             A. GÓMEZ/
El encuentro del Domingo de Resurrección, en una imagen tomada la pasada Semana Santa. :: A. GÓMEZ

La Semana Santa ha sido declarada de Interés Turístico Nacional. La noticia fue confirmada oficiosamente por fuentes municipales ayer, cuando aún no se ha recibido la comunicación oficial del Ministerio de Fomento, Comercio y Turismo, por lo que ni el Ayuntamiento ni la Junta de Hermandades Pasionarias (JHP), presidida por Joaquín Gómez Rubio, han querido pronunciarse sobre la noticia, aunque sus representantes no han podido ocultar la lógica alegría.

Tras un año de arduo trabajo, el ya expresidente la JHP, Rafael Salmerón, presentaba el pasado 14 de septiembre en el Registro de la Consejería de Turismo el expediente de solicitud de Declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional de la Semana Santa. Previo a la elaboración de este expediente, fue mucho el trabajo que en el seno de las hermandades se realizó durante años para recopilar toda la información y material necesario.

El expediente, en el que se ponía de manifiesto la antigüedad, raigambre, costumbrismo, calidad artística, participación y atractivo turístico de las procesiones ciezanas, era el resultado del trabajo de las dieciocho cofradías de la JHP, de cuantos forman hoy parte de la gran familia nazarena y también de aquellos que lo hicieron en el pasado y cuya contribución al engrandecimiento de las procesiones locales se ve reflejada en el presente. La Dirección General de Turismo, en su último trámite, remitió el expediente a Madrid, al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

El Pleno se adhería al expediente en marzo e incluso llegó a crearse una plataforma para apoyarlo que con el lema 'A Cieza, por su Semana Santa', realizó concentraciones y recogida de firmas para enviarlas a Madrid. Plataforma en la que participaron la JHP, el Ayuntamiento, PP, PSOE, IU, Asociación de Empresarios y Comerciantes de Cieza, CC OO y UGT.

Desde el siglo XV

La predicación de San Vicente Ferrer en 1411 propició el nacimiento de las primeras cofradías: la de la Sangre de Cristo y la del Dulce y Santísimo Nombre de Jesús. Con esa marca de antigüedad las recoge, por mandato de Felipe II, el Bachiller Alonso Marín y Mena en el año 1579 en su Descripción y Relación de la Villa de Cieza : «Ay tres Cofradías, una del dicho Apóstol San Bartolomé, otra de la Sangre de Cristo, y otra del Dulce y Santísimo Nombre de Jhesús», testimonio que permite asegurar que ambas cofradías, de las que a lo largo del siglo XVI se tienen numerosas referencias en mandas y testamentos que confirman su antigüedad, hunden sus raíces efectivamente en el siglo XV.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos