El secreto de elaborar una buena cerveza

Juan Antonio Francés abre uno de los bidones donde fermenta su cerveza. ::
                             ANTONIO GIL / AGM/
Juan Antonio Francés abre uno de los bidones donde fermenta su cerveza. :: ANTONIO GIL / AGM

1 Ingredientes: Cebada Malteada: Malta Pale y malta cristal se utilizan en el macerado para extraer los azúcares, que luego se convertirán en alcohol. Agua: Es fundamental en la elaboración de la cerveza, ya que hasta el 90% de ella es agua. Ésta se trata por osmosis para quitar o añadir las sales y minerales que necesitan para producir una buena cerveza. Lúpulo: Aportan los aromas y sabores a cítricos característicos. Se trata de una planta trepadora silvestre que da a la cerveza su aroma y amargor. Además, sirve para protegerla y conservarla, impidiendo el desarrollo de microorganismos nocivos. Levadura: Aporta unos esteres afrutados que se añaden al mosto en el proceso de fermentación. Transforman los azúcares en alcohol y anhídrido carbónico. Por ese ingrediente existen dos tipos de cervezas, las Pale Ale, de alta fermentación y las Lager, de fermentación baja o reducida. 2 Lo primero que se realiza es la trituración del grano llevando un control exhaustivo de éste. El secreto es no dejarlo muy harinoso, sino con grumos 3 Poner una olla con agua a la temperatura de arranque de maceración, es decir a unos 74º centígrados. Se mezcla el grano (malta), metido en un filtro a modo de infusión, con el agua, realizando el empaste de una manera homogénea 4 Una vez que tenemos bien mezclado la malta con el agua continúa el proceso de macerado, durante unas dos horas, tiempo necesario para extraer todos los azucares necesarios para crear esta bebida milenaria. 5 Cuando el macerado esta finalizado se lleva a acabo el proceso de lavado. En este paso se saca el filtro con el grano y se añade agua para que se termine de extraer los azucares que quedan en el grano. En este caso el líquido debe estar a 80º centrígrados 6 Cuando se tiene el mosto en temperatura de ebullición se echan los diferentes tipos de lúpulos (estos son añadidos en forma de pellets) los cuales se vierten en diferentes tiempos para obtener el amargor, sabor y aroma requeridos en la receta. Se apaga el fuego y se deja enfriar. 7 Una vez que tenemos enfriado el mosto y llevado a la temperatura de fermentación, unos 18º, se pasa a los tanques de fermentación donde se le incorpora la levadura. En ese recipiente estará 5 días, para que el azúcar se convierta en alcohol con la ayuda de las levaduras. Una vez transcurrido este tiempo se cambia de tanque para limpiar la cerveza de levaduras y comenzar el proceso de maduración en una temperatura de 2º durante otros 5 días. A partir de ahí se embotella y en tres días ya está lista para consumir.

Fotos

Vídeos