«Internet es nuestra segunda voz para expresar lo que no podemos en la calle»

Isabel Clemente Díaz / Estudiante y 'bloguera'

JUAN LUIS VIVAS

¿Quién ha dicho que los jóvenes no leen? El escritor y profesor del Instituto Vega del Táder Rubén Castillo cita a Hemingway («El que generaliza, siempre procede con injusticia») para defender, con conocimiento de causa, que sí hay una buena parte de adolescentes que lee. Isabel Clemente, estudiante de Segundo de Bachillerato en el citado centro de Molina de Segura, es una de ellas. No solo le gusta leer, sino que escribe relatos, canta (participó en el concurso 'Los siete magníficos'), toca el piano desde hace ocho años, le apasiona la fotografía (organiza sus propias sesiones)&hellip y ese compendio de buenas aptitudes tienen su reflejo diario en el blog que creó hace más de un año: www.laspalabrascaendepie.blogspot.com. En septiembre incorporó un proyecto que ha levantado gran expectación entre sus centenares de seguidores: 30 días siendo un animal. Con buen criterio artístico, Isabel se maquilla como los animales, se fotografía, incorpora sus «fragmentos directos del corazón» y, en definitiva, invita a sus jóvenes amigos a que hablen y usen el lenguaje, pues «es precioso».

-¿Cómo surge la idea de ser 30 días un animal?

-Por casualidad, encontré una tiza negra y empecé a pintarme la cara con bigotitos como los de los gatitos. De repente, me vino todo a la cabeza, como si alguien me lo estuviera dictando. Lo pensé y elegí el mes de septiembre.

-¿Cuál es el propósito del blog?

-Creo que, como la mayoría de blogs, nace con el propósito de desahogarse, de expresar tus ideas, sin que nadie pueda juzgarte por ello. Internet es nuestra segunda voz, es el medio por el que podemos expresar nuestras ideas y que manejamos nosotros, los ciudadanos. Cuando no podemos gritarlas en la calle, podemos recurrir a Internet para exponerlas.

-En su blog destaca que uno de sus objetivos es escribir 60 páginas de una novela.

-Queda poquito, voy por la página 45. La novela versa sobre un escritor que tiene miedo a la adoración pública. Lleva tres años sin salir de su casa y solo tiene relación con su hermana y con la familia de ésta. De momento, se titula 140 días con Bruno.

-¿Las palabras siempre caen de pie, como dice el título del blog?

-Intento que caigan de pie, si caen torcidas no están bien. Lo que quiero decir es que hay que soltar las palabras con criterio.

-Lee y escribe, pero también toca el piano y hace fotografías.

-Son aficiones a las que dedico bastante tiempo. Comencé a hacer fotos con amigos a través de una red social y me di cuenta que cada vez me salían cosas más bonitas. Decidí adentrarme más, compré una cámara buena, estuve experimentando y me encanta. Con el piano llevo ocho años en el Conservatorio de Murcia y también me gusta.

-Decía su profesor Rubén Castillo que a la juventud se le ponen etiquetas, a veces desagradables y casi siempre injustas. ¿Está de acuerdo?

-Sí, desde luego. Como él dice, se tiende a generalizar y es injusto tacharnos de algo por ser jóvenes.

-Una prueba es el blog literario que creó Castillo, dirigido a los estudiantes del instituto.

-Sí, somos bastantes. Leemos libros y después hacemos reseñas que enviamos a Rubén y él se encarga de subir al blog.

-Estudia Segundo de Bachillerato. ¿Ha elegido ya la carrera que va a estudiar?

-De momento, estoy pensando estudiar Periodismo, o bien audiovisuales.