Los vigilantes de ocho centros de salud sufren atrasos de cuatro meses

J. P. P.MURCIA.

25 vigilantes de seguridad de ocho centros de salud llevan dos meses «sin recibir su salario y cuatro meses sin cobrar las horas extra», denuncia Ramón Menéndez, del sindicato TNS. «De media, la empresa que tiene contratado el servicio les debe 3.000 euros», explica. La situación, subraya, es desesperada, porque «en algunos casos no hay otro sueldo en sus familias, y algunos tienen ya amenazas de embargo por impago de las hipotecas». Los vigilantes prestan servicio en los centros de salud de Los Dolores, Parchí (Cartagena), La Unión, Fuente Álamo, Mazarrón, Puerto de Mazarrón, Torre Pacheco y San Javier.

La situación de los trabajadores de estos dos últimos centros es todavía peor que la del resto, explica Ramón Menéndez. «Ellos suman cuatro meses sin sueldo y cinco sin horas extra. En total, unos 5.000 euros de media». Los vigilantes preparan acciones reivindicativas esta semana en los centros de salud y frente a la sede de la Consejería de Sanidad y Política Social.

Por su parte, el Servicio Murciano de Salud confía en que el problema se solucione esta semana. La empresa adjudicataria del servicio, Omega Seguridad y Sistemas, «ha renunciando y cede el contrato a otra empresa que tiene más músculo financiero y podrá hacer frente a los pagos», explica Diego Fernández, secretario general técnico del Servicio Murciano de Salud. En estos momentos, Sanidad está pagando a 120 días las facturas a todas las adjudicatarias de los servicios de seguridad, limpieza y mantenimiento. «Son pagos que están priorizados», explica Diego Fernández.