La futura Casa del Belén de Puente Tocinos recupera el reloj de sol del siglo XVIII

El escudo de los Ayllón también pasará por el taller; Urbamusa prevé concluir para Semana Santa la rehabilitación de la histórica torre

M. MADRIDMURCIA.
Casa-Torre del Reloj, o de los Ayllón, con el escudo original ya en su emplazamiento original. ::
                             L.V./
Casa-Torre del Reloj, o de los Ayllón, con el escudo original ya en su emplazamiento original. :: L.V.

Las obras de rehabilitación de la Casa del Reloj de Puente Tocinos, ejemplo de arquitectura barroca popular y vinculada en otros tiempos a la explotación agrícola y sericícola, avanzan a todo tren. La urbanizadora municipal, Urbamusa, confía en concluir los trabajos, ejecutados al 50%, para Semana Santa. El edificio se reabrirá al público como futura Casa del Belén, un espacio dedicado exclusivamente a recuperar y promocionar el oficio de belenista.

El director de Urbamusa, Roque Ortiz, y el arquitecto y autor del proyecto de rehabilitación, Guillermo Jiménez Granero, indicaron a 'La Verdad' que ya se ha repuesto el reloj de sol que da nombre a la construcción, del siglo XVIII, en su ubicación original tras la laboriosa restauración en taller.

Según un trabajo de Simón García para el IES Aljada de Puente Tocinos, se trata de un reloj vertical declinante, ya que la pared no mira exactamente al sur, sino que se desvía o declina 21º al levante, algo muy habitual en las viviendas de esta zona mediterránea por razones climatológicas. La curiosa consecuencia es que el reloj no es simétrico, estando el centro desplazado hacia el este. Igual que el reloj, también se va a restaurar el escudo de los Ayllón, apellido de la familia promotora del inmueble, que es Bien de Interés Cultural.

Las obras -un millón de euros de presupuesto- han sido financiadas gracias a un convenio entre Comunidad Autónoma, Argem y concejalía de Cultura y permitirán recuperar y ampliar el histórico caserón, levantado a mediados del siglo XVIII como vivienda familiar, para ubicar un centro para divulgar la industria artesanal del belén, muy arraigada en Puente Tocinos, conocida como la Cuna del Belén. Además, se actuará en el jardín trasero, que se incorpora como patio del edificio, y donde se ubican varias palmeras de gran porte y antigüedad que están siendo tratadas contra la plaga del picudo por parte de la concejalía de Medio Ambiente. De hecho, Jiménez Granero explica que se ha tenido que modificar el proyecto original para no trasladar ninguna.

La realización de este proyecto permitirá recuperar una tipología arquitectónica tradicional de la huerta de Murcia, y a la vez poner en valor parte de las costumbres y artesanías tradicionales de la zona mediante la promoción del oficio del belén artesanal y la exposición de la obra de distintos artesanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos