Los Santos Ángeles Custodios miran a Lorca

El reconocimiento a las «interminables jornadas» de la Policía Nacional tras los seísmos copa los actos de su patrón. El delegado del Gobierno llama a la «unidad de las administraciones» en la recuperación de la ciudad

A. NEGREMURCIA.
Una policía nacional bromea con un pequeño en la plaza Cardenal Belluga antes del acto. ::                             VICENTE VICÉNS/
Una policía nacional bromea con un pequeño en la plaza Cardenal Belluga antes del acto. :: VICENTE VICÉNS

El Cuerpo Nacional de Policía celebró ayer su día grande, el de su patrón, los Santos Ángeles Custodios, que más que nunca miraron a Lorca. La celebración de esta efeméride se convirtió en un homenaje a las «jornadas interminables» de los agentes tras los seísmos del 11 de mayo. Hasta 594 agentes trabajaron en la Ciudad del Sol la noche de los terremotos. Una ardua labor que el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, y el jefe de la Policía Nacional en Murcia, Carlos Llorente, no se cansaron ayer de agradecer. «Su trabajo hace que nos sintamos orgullosos».

El acto, que se celebró en la escuela de arte dramático de Murcia, contó con la asistencia de decenas de agentes y familiares, además de un nutrido grupo de representantes de distintos ámbitos -entre los que se encontraba el consejero de Presidencia, Manuel Campos-. Entre la multitud, no obstante, surgió un claro protagonista: Miguel Ángel Martínez Sánchez. Este policía nacional de Lorca recibió la única Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo de la jornada por su labor en las horas posteriores al terremoto en su ciudad natal. Miguel logró rescatar a una pareja y a tres niños, uno de ellos con síndrome de Down, entre los escombros de una de las viviendas del barrio de La Viña que se vino abajo.

«Miguel es una persona que simboliza lo que hizo y cómo actuó todo el Cuerpo Nacional de Policía de Lorca». El delegado del Gobierno salió al paso de las informaciones que hablaban de cierto malestar entre los policías lorquinos por la concesión de la condecoración a algunas brigadas en particular y reconoció que «nos hubiera gustado poder hacer esta distinción extensiva a la totalidad de los agentes lorquinos, de Murcia, de Yecla, de Cartagena... A todos aquellos que acudieron al terremoto, pero era muy difícil y hemos querido simbolizar en Miguel ese reconocimiento».

González Tovar, además, aprovechó su intervención para hacer un llamamiento «a la unidad de las administraciones en nuestro trabajo por la recuperación de Lorca». El delegado abogó por «dejar de lado las políticas estériles» y alertó que «los ciudadanos no entienden que no nos pongamos de acuerdo».

En el acto de ayer, más de medio centenar de miembros del Cuerpo Nacional de Policía y representantes de otros ámbitos fueron condecorados en su labor por el aumento de la seguridad en la Región. Además, se ortorgaron diplomas a 17 policías jubilados por toda una vida dedicada al servicio a los demás. Especialmente emotiva fue la condecoración de dos de ellos, Ángel Pérez y Antonio Mercarder, que debido a su estado físico no pudieron subir al escenario, pero que recibieron la medalla en el patio de butacas en medio de una lluvia de aplausos. En los últimos siete años, los efectivos en activo de este Cuerpo han aumentado en un 76,9% en la Región, 694 policías más, según recalcó el delegado. Un centenar de ellos se han incorporado en el último año.

Fotos

Vídeos