Querella de Fiscalía a Aguas de Murcia por usar agua de pozos para baldear las calles

La Confederación Hidrográfica, que ya sancionó a la empresa en 2009, calcula que pudieron ser extraídos ilegalmente unos 160.000 metros cúbicos

R. FERNÁNDEZMURCIA.
Dos operarios prueban un método de Aguas de Murcia para el saneamiento de tuberías. La foto es de archivo. ::                             MARTÍNEZ BUESO/
Dos operarios prueban un método de Aguas de Murcia para el saneamiento de tuberías. La foto es de archivo. :: MARTÍNEZ BUESO

La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia ha presentado recientemente una querella contra la dirección de Aguas de Murcia, así como contra todas aquellas otras personas que hubieran podido tomar parte en los hechos, por un presunto delito contra el medio ambiente. En concreto, el fiscal imputa a la empresa mixta (51% de propiedad municipal y 49% de Aquagest Región de Murcia-Aguas de Barcelona) haber estado extrayendo ilegalmente aguas subterráneas para baldear calles, regar jardines y llenar fuentes ornamentales de la ciudad de Murcia. Los hechos, que han estado siendo investigados a lo largo de un año por el fiscal especial para el Medio Ambiente, José Luis Díaz Manzanera, se remontan al 2009, cuando Aguas de Murcia abrió un pozo junto a la Ronda Sur de Murcia, en concreto, en la zona de Torre de Romo, con el aparente fin de utilizar las aguas subterráneas para dotar de caudal a una red de tuberías que se destinan al riego de zonas verdes del municipio, a las fuentes ornamentales y al baldeo o limpieza de las calles del casco urbano.

El pozo, o «sondeo», que es la forma como Aguas de Murcia lo denomina, está situado en un terreno propiedad del Ayuntamiento de Murcia y, al menos en apariencia, fue abierto con el conocimiento de las autoridades municipales. Fueron los propietarios de una comunidad de vecinos próxima a esta instalación quienes en el año 2009 presentaron una denuncia en la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) por considerar que las extracciones de agua eran irregulares, así como el uso que se estaba dando a esos caudales. El expediente abierto por la CHS acabó en una propuesta de sanción contra la empresa por importe de 52.000 euros, al considerar que tantom la apertura del pozo como su uso habían vulnerado la legalidad vigente. Aunque Aguas de Murcia presentó alegaciones, éstas fueron desestimadas, la multa fue confirmada y la compañía se vio finalmente obligada a desembolsar el dinero.

Solicitud del expediente

Aunque el asunto parecía cerrado con esa sanción administrativa, ahora se ha conocido que no lo estaba. La Fiscalía Superior reclamó en el año 2010 el expediente a la Confederación Hidrográfica, respondiendo a una instrucción que establece que debe analizarse si se ha cometido delito contra el medio ambiente en todos aquellos hechos, relacionados con daños al patrimonio público e hidráulico, que hayan causado un perjuicio estimado en más de 400 euros.

Dentro de esa investigación abierta por la Fiscalía sobre el pozo de Torre de Romo, la CHS habría sido requerida para que realiza informes técnicos sobre el caudal de agua que podría haber sido extraído, de forma supuestamente irregular, por parte de Aguas de Murcia. Fuentes conocedoras del proceso han confirmado a 'La Verdad' que el seguimiento del nivel del acuífero que se ha venido haciendo por parte de la Confederación, desde julio de 2009 hasta estos días, ha determinado que el volumen utilizado se sitúa en torno a los 160.000 metros cúbicos de agua.

La conclusión del fiscal especial para el Medio Ambiente es que quienes autorizaron y dieron la orden de abrir ese pozo con el aparente fin de utilizar las aguas subterráneas con fines presuntamente irregulares (baldeo de calles, riego de zonas verdes y llenado de fuentes ornamentales, entre otros posibles usos) han podido incurrir en un delito contra el medio ambiente, por extracción ilegal de caudales.

De ahí que, según las mismas fuentes, haya presentado recientemente una querella contra la dirección de Aguas de Murcia, así como contra todas aquellas personas que hubieran podido participar en estos mismos hechos. La querella ha sido entregada en el Juzgado Decano, con el fin de que se reparta al juzgado que corresponda para su valoración y, en el caso de que el juez así lo estime, para su admisión a trámite y apertura de diligencias previas. Solo a partir de ese momento se iniciarían las tomas de declaración de los supuestos implicados en el asunto.