El gran debut de Grimaldo, de 15 años, asombra en toda España

El lateral izquierdo que debutó en Cartagena ya es considerado como el sucesor de Sergi Barjuán

LA VERDADCARTAGENA.
Grimaldo, con el número 35, le quita un balón a Toni Moral, el domingo. ::
                             ANTONIO GIL / AGM/
Grimaldo, con el número 35, le quita un balón a Toni Moral, el domingo. :: ANTONIO GIL / AGM

Alejandro Grimaldo es el último ejemplo de precocidad futbolística: con quince años, este lateral zurdo debutó el domingo en Segunda División con el filial del Barcelona y demostró la inagotable calidad de la cantera azulgrana en Cartagena (0-4). Se estrenó Grimaldo y el equipo de Eusebio Sacristán mostró a sus últimas perlas. Derrochó calidad Rafa Alcántara 'Rafinha', el hermano de Thiago que marcó dos goles, y también Isaac Cuenca, un extremo zurdo que ha jugado con el primer equipo varias veces.

También estaba en el equipo Javier Espinosa, manchego y exquisito como Andrés Iniesta, y jugó unos minutos Gerard Deulofeu, otra de las futuras estrellas, pero ante el Cartagena quien se presentó en sociedad fue Alejandro Grimaldo. Zurdo, el próximo 20 de septiembre cumplirá dieciséis años. Grimaldo llegó al Barcelona en el verano de 2007 procedente de la cantera del Valencia. Jugaba de interior y también de extremo izquierdo, pero en cuanto firmó por el equipo catalán, los técnicos tenían claro que su futuro pasaría por convertirse en un buen lateral zurdo.

Por Muniesa y Planas

Ahora Grimaldo, que hace un par de semanas ya se entrenó con el primer equipo de Pep Guardiola, ha aprovechado la oportunidad de que tanto Marc Muniesa (lesionado) y Marc Planas (en la sub21) no estuvieran disponibles. Descarado, con gran capacidad de desborde, Grimaldo jugaba de organizador en el Valencia, lucía el diez en la espalda y en cuanto han retrasado su posición y ha mejorado su físico, el juvenil (hasta este verano, cadete) se ha convertido en una de la sensaciones del equipo filial. Su espectacular estreno en Cartagena asombró tanto que Grimaldo fue uno de los personajes del lunes en la España 'futbolera'.

Según explica el periodista Martí Pernarnau, autor del libro 'La senda de los campeones', en el que disecciona a los jugadores de la cantera barcelonista, Grimaldo parece «haber nacido» para jugar de lateral izquierdo. «Tiene buena técnica, es rápido y potente, de disparo excelente y con buenos movimientos tácticos. Siempre está bien colocado en el campo, tiene carácter competitivo y manda en defensa. Cuenta con buena salida de pelota para su zona, no rehúsa el choque, y saca las faltas con eficacia», explica Perarnau.

Asegura que se le ve «muy maduro físicamente» y tendrá que compensar su falta de envergadura (1,70 metros; 64 kilogramos) con «el perfeccionamiento de su aportación al juego colectivo, mejorar la velocidad y seleccionar aún mejor sus subidas al ataque para evitar riesgos».

Perarnau considera que Grimaldo tiene «toda la potencialidad técnica, física y táctica» para ser «la reencarnación de Sergi Barjuan (el último lateral izquierdo salido de la cantera que llegó al primer equipo) o incluso mejor» y le augura un gran futuro en el Barça «siempre que canalice con moderación sus ambiciones profesionales». El chico tiene mucho futuro.