«El 'caso Caravaca' no es nuestro»

La Unión debuta hoy en Segunda B tras el polémico traslado del equipo del Noroeste, contra el que Monje Carrillo dice no poder actuar

PALLARÉS RIPALDAMURCIA.
José Miguel Monje Carrillo, en la Federación. ::                             NACHO GARCÍA/AGM/
José Miguel Monje Carrillo, en la Federación. :: NACHO GARCÍA/AGM

La huelga de los futbolistas profesionales ha trasvasado al fútbol modesto el protagonismo en el arranque liguero de la temporada. Este fin de semana se inicia la Segunda B y la Tercera División en la Región de Murcia.

En el caso de la Segunda B, de los cinco equipos que compitieron la pasada campaña quedan dos. Uno, el Real Murcia, ascendió a Segunda, mientras que Jumilla y Yeclano descendieron a Tercera.

Lo más novedoso de esa pareja de equipos murcianos supervivientes es el traslado del Caravaca a La Unión. El otro representante que se mantiene es el Lorca Atlético.

La salida del equipo de Caravaca para instalarse en La Unión, según sus dirigentes obligados por el nulo respaldo institucional y de aficionados que han tenido esta pasada temporada cuando adquirieron la plaza de ese equipo, ha levantado la lógica indignación entre los seguidores caravaqueños, que además se quedan sin fútbol.

José Miguel Monje Carrillo, presidente da la Federación de Fútbol de la Región de Murcia, reconoce sobre este caso que «es algo que particularmente no me gusta porque considero que cada equipo tiene que estar donde están sus raíces, pero poco más podemos hacer».

El presidente federativo explicó que «en esta Territorial estamos atados de pies y manos. La Segunda B es una competición dependiente de la Federación Española y federativamente es legal que un equipo de fútbol juegue en la localidad que elija, siempre que sea de la misma provincia».

Monje Carrillo también entiende que «lo ocurrido entre Caravaca y La Unión es más complejo que el mero hecho de jugar en un campo u otro. Por este motivo, si en Caravaca entienden que se ha registrado una ilegalidad porque ese traslado no ha sido autorizado por una asamblea de socios, el camino que tienen es el de los tribunales de Justicia».

El presidente adelanta que «este mercado de plazas no es nada bueno y por eso vamos a tratar de regularlo en las categorías, tanto de fútbol a partir de Preferente como de fútbol sala, que tutelamos desde esta Federación».

En lo que concierne al arranque del Grupo XIII de Tercera, lo hace con 19 equipos, y se reducirá a 18 equipos la próxima temporada. «También hemos reducido las cuotas de inscripción en un 70% que en Tercera División significa que los equipos han pasado de abonar 700 euros a 200 euros. Además, se ha subvencionado el pago de licencias», concluye José Miguel Monje Carrillo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos