«La escuela debe respetar la capacidad natural de cada niño»

Lola Salamanca. Presidenta de la Fundación Redeslife

MANUEL HERRERO
Lola Salamanca. ::
                             M. H./
Lola Salamanca. :: M. H.

Lola Salamanca nació en Madrid de padres murcianos. Terapeuta y profesional de los medios de comunicación, ha recorrido México, Alemania, Estados Unidos e Italia con su hacer laboral. Junto a un equipo de profesionales murcianos ha constituido la Fundación Redeslife, de ámbito nacional, y que se presentó recientemente en la Biblioteca Regional. En septiembre se presenta en Madrid. Lola tiene una hija hiperactiva de cinco años.

-¿Qué es y qué objetivos tiene Redeslife?

-Redeslife significa 'redes de vida'. Es una fundación sin ánimo de lucro creada por padres con niños hiperactivos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de padres e hijos y la vida escolar entre docentes y alumnos, a través de programas holísticos y multidisciplinares para tratar este tema sin medicación. Además, pretendemos crear escuelas especializadas que acojan a las familias y docentes especializados. Redeslife se compromete en la difusión como red madre de toda la información, avances y estudios sobre estos temas. Colaboramos con Punset en la difusión de su trabajo y de todos aquellos profesionales que lo deseen.

-¿Qué es el TDAH?

-El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) es un síndrome conductual prevalente que, según estimaciones, afecta entre un 5% y un 10% de la población infantil y juvenil, siendo unas tres veces más frecuente en varones. Representa entre el 20% y el 40% de las consultas en los servicios de psiquiatría infanto-juvenil. Combinado con un alto cociente intelectual, el TDAH favorece una alta capacidad creativa y de innovación, estimulando los instintos de experimentación.

-¿Hay muchos casos detectados en Murcia?

-Diagnosticados, unos 15.000. Existe un número considerable de alumnos que son considerados como hiperactivos, cuando éste no es su problema. Nosotros lo consideramos como evolución del ser, y entendemos que deben ser respetados tal cual son, pues están influenciados por la genética y el ritmo del mundo que les rodea. Durante el periodo de gestación del niño, y hasta el último momento, está trabajando la madre, y de forma estresada. Hoy en día, existen muchas intolerancias alimenticias que influyen mucho. La relación conyugal en el hogar, las estridencias del trabajo de ambos, o ahora, aún más con la situación de desempleo y crisis. Todo lo que rodea al niño en su proceso de crecimiento le afecta de forma directa.

-¿Qué debería hacer la escuela?

-La educación es anacrónica, se debe desarrollar una educación multidisciplinar, respetar las capacidades naturales del crecimiento y, sobre todo tener una consideración y respeto sobre cómo son los niños. No se les puede tener sentados tantas horas como ahora se les tiene, hay que caminar a una educación holística.

-¿Qué cambios concretos?

-Dar más posibilidad a que sean ellos mismos quienes investiguen, quienes desarrollen las propias líneas de creación del conocimiento y no imponiéndoles siempre unas tareas; ayudándoles a definir y desarrollar sus propias cualidades. Cambiar el currículo educativo, adaptarlo a estos niños del nuevo milenio.

-¿Y con los padres?

-La alimentación es muy importante, se debe hacer un cambio radical al sistema estresante tanto en los tiempos como en las dietas. Salir a la montaña, a la playa, estar más en contacto con la naturaleza, enseñarles a respirar. A muchos niños hiperactivos les cuesta coger el sueño, hay que enseñarles a respirar, a tranquilizarse por sus propios medios. Masajes, música y una gran dosis de paciencia con amor.

Fotos

Vídeos