Muy emotivo será el paso por su templo que está cerrado

Uno de los momentos más emotivos de la procesión de la Virgen del Carmen será, sin lugar a dudas, cuando el trono pase ante la iglesia del Carmen. El templo permanece cerrado desde los terremotos por el peligro de derrumbe en que se encuentra. Los daños por los seísmos son visibles, ya que varias imágenes de su fachada cayeron al vacío y el tejado presenta grandes agujeros. Su altar mayor está vacío. Falta la titular del templo, la Virgen del Carmen, que este año no podrá regresar a él.