Turismo pone buena cara al mal tiempo y organiza visitas a los monumentos dañados

'Lorca, abierta por restauración' es el título de las rutas que arrancan hoy con explicaciones sobre los procesos de rehabilitación que se están acometiendo

A. S. LORCA.
Tres mujeres contemplan los daños en la fachada de la iglesia de Santo Domingo::                             SONIA MARTÍNEZ LARIO / AGM/
Tres mujeres contemplan los daños en la fachada de la iglesia de Santo Domingo:: SONIA MARTÍNEZ LARIO / AGM

De todo se aprende y a los conceptos arquitectónicos que hasta el pasado 11 de mayo eran desconocidos para la mayor parte de la población no dedicada profesionalmente al sector de la construcción y que hoy se manejan con las misma familiaridad que la palabra pan, (tales como pilares, colapso, puntales, estructuras, cinturones) se pueden sumar a partir de hoy los propios de la labor de rehabilitación y restauración.

La Concejalía de Turismo y el parque Taller del Tiempo han decidido hacer frente al mal tiempo y han organizado un ingenioso programa de visitas turísticas por los monumentos afectados de la ciudad con el fin de difundir en qué estado han quedado tras los terremotos, y que procesos de reforma se están llevando a cabo. Eso sí, el casco para todos los que deseen asistir es obligatorio en algunos de los inmuebles.

Bautizadas como 'Lorca, abierta por restauración', las rutas se desarrollarán durante los fines de semana a partir de las 11.30 horas y partirán desde el Centro de Visitantes, que será el primero en abrir sus puertas. Se mantienen los contenidos relacionados con el repaso a la historia de la ciudad desde los primeros pobladores prehistóricos, pasando por la romanización y el tiempo de frontera medieval hasta el esplendor renacentista y barroco.

«Es cierto que la ciudad ha sufrido mucho daño y aún sigue sufriéndolo. El patrimonio histórico está muy afectado pero poco a poco a empezado a recuperarse. Lo que queremos es que los visitantes que decidan acompañarnos en estas visitas guiadas sepan como eran los monumentos antes de los terremotos, que desperfectos se han producido en ellos, y qué se va a hacer para restaurarlos intentando alterar el mínimo su imagen habitual», comenta el concejal de Turismo, Francisco Montiel.

Casualidades de la vida, «en el primer recorrido por el Centro de Visitantes se podrán conocer también las tradiciones, la artesanía, y sobre todo el espíritu de superación que han demostrado siempre las gentes de esta ciudad, que siempre han luchado para sobreponerse a los avatares del destino, y eso es lo que están haciendo ahora miles de lorquinos».

Desde el Centro de Visitantes la ruta continuará por «algunos de los lugares más emblemáticos de la ciudad para comprobar in situ los devastadores efectos del terremoto y los trabajos que ya se están haciendo». Así, se podrá visitar el claustro del Convento de La Merced, el conjunto monumental de Santo Domingo, la iglesia de San Francisco, el Palacio de Guevara, la iglesia de Santiago, la Plaza de España, la Colegiata de San Patricio y el Porche de San Antonio. Por motivos obvios, y también por seguridad, no se podrá acceder a la totalidad de los edificios monumentales.

Ayuda a los empresarios

Bajo esta propuesta turística subyace la necesidad de recuperar la vida en el centro de la ciudad, donde los comercios han perdido gran parte de la clientela, al igual que los restaurantes, bares y cafeterías. Pérdidas de clientes provocadas por los terremotos pero que se acentúan por la llegada del buen tiempo y la marcha de los lorquinos a la costa, un fenómeno que ya pasaba factura cada año al margen de los seísmos. «Hay que concienciar a los ciudadanos de Lorca y a los de otros municipios que es una oportunidad única para comprender como inciden las fuerzas de la naturaleza en la vida de una ciudad y de sus habitantes. Es una ocasión de seguir prestando ayuda a Lorca viniendo a visitarla, colaborando con la recuperación de las empresas y la generación de puestos de trabajo».