Las deudas liquidan al Jumilla tras 82 años

El club desaparece al no poder hacer frente a los 370.000 euros que debe

EFEJUMILLA.

El Jumilla ha desaparecido por una deuda de 370.000 euros después de la asamblea celebrada el pasado viernes en el centro sociocultural Roque Baños, a la que asistieron un centenar de socios y aficionados y en la que se acordó por unanimidad su disolución después de 82 años de vida. La disolución viene motivada por una deuda contabilizada de 370.668 euros que ha sido acumulada en los dos últimos años, según las cuentas presentadas por la anterior junta directiva presidida por Diego Aroca López, que ya presentó su dimisión a los aficionados hace días.

Ante la imposibilidad de hacer frente a esta deuda económica, se ha adoptado el acuerdo de disolver el club con registro número 1015 en la Federación Murciana de Fútbol. El Jumilla ha participado esta temporada en la Segunda B, Grupo IV, donde ha sido colista de la categoría con el consiguiente descenso deportivo a la Tercera División.

En esta campaña el conjunto vinícola ha contado con unos ingresos de 268.000 euros y unos gastos de 410.392 euros, lo que arroja un déficit de 142.392 euros que se suman a los 228.276 de la temporada anterior.

Ante el vacío de poder, un grupo de cinco aficionados encabezados por el expresidente Gumersindo Jiménez Ripoll se ha puesto a trabajar ante la posibilidad de constituir un nuevo club y poder comprar una plaza en la Tercera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos